El memorial a las víctimas del 11-S en Nueva York

11 de septiembre de 2001. Una fecha que cambió el mundo y de la que este lunes se cumplirán ya diez años. Ese día un nuevo memorial se unirá  a la larga lista de monumentos conmemorativos de este tipo en Estados Unidos. El National September 11 Memorial, rendirá tributo en la ciudad de Nueva York a las 2.983 víctimas mortales del más sangriento atentado de la historia.

No hace falta recordar aquí los detalles de lo que sucedió aquel día negro y de las consecuencias que aquella masacre tuvo para todo el mundo. Transcurridos 10 años el recuerdo sigue aun muy vivo entre los estadounidenses y en espevial entre los neoyorquinos.

Todo este tiempo se ha estado hablando de lo que iba a pasar con la “zona cero” y los proyectos urbanísticos destinados a recuperar la zona destruida. Todo esto acabará el lunes con la apertura del monumento del 11-S que, aunque removerá recuerdos terribles, tal vez ponga punto final al periodo de duelo y abra paso a una nueva etapa para la ciudad.

El memorial constará de un inmenso robledal, grandes piscinas ubicadas sobre lo que una vez fueron los cimientos de las Torres Gemelas y un monumento en el que estarán inscritos los 3.000 nombres de las víctimas. El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, insiste en que se entierre de una vez el nombre de Zona Cero y se emplee otro más rimbombante de “renacimiento del Bajo Manhattan“. Tras la muerte, la resurrección.

Lo cierto es que, tras la catástrofe, el distrito financiero de Nueva York ha renacido. Wall Street continúa con su febril actividad, iempre rozando el infarto, mientras que en otros lugares se han construido nuevos edificios como el rascacielos diseñado por Frank Gehry, cuyas huellas también se pueden seguir en España, el edificio residencial más alto de América y un símbolo de este renacer. También se ha vuelto a abrir la estación de metro de Cortlandt Street. Aunque para símbolos de resurrección, nada más evocador y simbólico el navío del siglo XVIII que fue recuperado durante los trabajos de desescombro y cimentación.

La crisis echó por tierra los mastodónticos proyectos del nuevo World Trade Center, que contemplaban edificios colosales y grandes rascacielos. Del proyecto inicial solo ha sobrevivido un gran edificio que se llamará One World Trade Center, rebautizado por los neoyorquinos como Torre de la Libertad, que estará acabado en el año 2013.

Viajando por América las palabras clave son , , , , , , .