Dublinia, viaje a la Irlanda medieval

Quien esté de viaje por la verde Irlanda y desee conocer algo más sobre la historia del país tal vez debería visitar Dublinia, en la capital del país. Se trata de una exposición interactiva que explica la vida cotidiana en la Dublín medieval. Los visitantes podrán explorar las huellas vikingas de la ciudad, jugar a los típicos juegos de una feria medieval y viajar en el tiempo a una de las etapas más remotas y desconocidas de esta ciudad.

Un paseo por Dublinia acerca a los visitantes a un mercado medieval reproducido con gran fidelidad y a la vida cotidiana de los dublineses de entonces. Les permite usar ropa medieval, e incluso lanzar huevos podridos (en realidad, pelotas de plástico blando) a un delincuente encerrado, tal y como se estilaba en aquella época.

 También pueden probarse las armas medievales y descubrir el peso que los caballeros medievales debían cargar con sus aparatosas armaduras. Es por tanto una experiencia didáctica pero ante todo divertida, especialmente indicada si viajamos con niños, que todo el mundo encuentra interesante.

Además del paseo por la Edad Media, lo más interesante de Dublinia es el descubrimiento del mundo vikingo irlandés. En este parque nos podremos montar en un drakkar, el típico barco de los vikingos, aprenderemos a escribir en runas vikingas y escucharemos relatos extraídos de las largas sagas (narraciones mitológicas) recitadas por un anciano sentado alrededor del fuego.

Dublinia se encuentra ubicada en una torre de piedra del siglo XVII que desde su plataforma superior (96 escalones) ofrece vistas magníficas a Dublín y el río Liffey. , desde su plataforma superior. El edificio fue erigido en el sitio de una iglesia mayor, del siglo XVII de los cuales sólo el campanario sobrevivido sobre la colina de San Miguel y frente a la catedral de Christchurch. La torre es ahora parte del museo Dublinia. El museo abrió sus puertas en 1993 y añadió su exposición permanente del mundo vikingo en 2005.

El parque Dublinia está abierto los siete días de la semana de 10:00 a 17:00 horas. La última entrada a la exposición es 16:15. Las entradas cuestan 6,25 euros para adultos y € 3,75 para niños. Hay descuentos disponible para familias, estudiantes y tercera edad.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , , , .