Oasis de lujo en Jordania

Otra versión del desierto más placentera y cautivadora de lo que la mayor parte de la gente piensa la podemos encontrar en Jordania: una inmersión en las cascadas de agua caliente en el corazón del desierto, cerca de la ribera jordana del Mar Muerto, una tranquila velada bajo las estrellas siguiendo los ancestrales ritos de los beduinos, un hotel con spa de cinco estrellas. Todo eso a solo una hora en coche desde Amman.

Los hoteles de lujo con spa que aprovechan las fuentes de agua cálida del desierto han proliferado en esta parte del país. Oasis modernos, verdes y suntuosos, construidos con la piedra roja del desierto, madera y arena. Sus restaurantes ofrecen platos de fusión junto a tradicionales manjares beduinos como el  suculento asado de cordero cocinado en hornos subterráneos que aprovechan el calor de la tierra, además de la sorprendente carta de vinos del país.

Los spas poseen eso que aquí podemos llamar con toda propiedad “lujo asiático”, gracias a tratamientos de salud y belleza a base de frutos secos, frutas, flores y aceites esenciales. Algunos de estos establecimientos se encuentran a orillas del Mar Muerto, en la península de Madash. El área de Wadi Mujib ofrece un excepcional sitio natural: se trata de la biosfera de Dana, 320 kilómetros cuadrados de paisajes rocosos a lo largo del valle en la zona de la meseta de Wadi Araba, con profundos barrancos cortados por exuberantes acantilados de piedra caliza.

Casi todo ellos ofrecen a sus huéspedes paseos de medianoche por la maravilla de Petra, a la luz de las antorchas y las velas, emulando los pasos de Indiana Jones, además de excursiones a Amman para visitar el teatro y las ruinas romanas, tomar un té frío con falafel e irnos de compras por el zoco.

Viajando por Asia las palabras clave son , , , , , , .