Segovia, entre el Acueducto y el cochinillo asado

Situada muy cerca de Madrid, a tan solo 90 kilómetros hacia al norte, Segovia es una de las más emblemáticas y visitadas ciudades castellanas. Una rica historia, que se refleja en lso grandes monumentos de la ciudad, y una de las ofertas gastronómicas más destacadas de España hacen de Segovia el destino favorito para muchos turistas españoles y extranjeros.

Pasear por el casco urbano de Segovia es una experiencia sorprendente, además de la mejor forma de conocer la ciudad y su importancia monumental. Entre los grandes monumentos que adornan el casco urbano segoviano destaca uno por encima de todos: el Acueducto romano, construido en el siglo I cuya finalidad era la de llevar agua a la población vecina. Con sus 700 metros de longitud, sus casi 30 metros de altura y sus 163 arcos es el gran icono visual de Segovia.

Hasta hace poco los coches circulaban bajo sus arcos milenarios. Actualmente esto y algunas otros accesos al acueducto están prohibidos, con el fin de evitar el rápido deterioro del monumento.

No menso emblemático es el Alcázar de Segovia, del siglo XII, un fortín defensivo con un estilo muy peculiar que atrae mucho a los turistas. Además, desde lo alto de la torre de Juan se obtienen hermosas vistas de toda la ciudad. La Catedral gótica y las viejas murallas son otras de las visitas obligadas en nuestro paseo por la Segovia monumental.

Un recorrido cultural por la ciudad nos llevaría también a lugares tan emblemáticos como la Casa de los Picos, denominada así por la curiosa decoración de su fachada que tanto llama la atención a todos los que se acercan a Segovia, a la Casa de Antonio Machado, donde el poeta sevillano vivió durante un tiempo, actualmente reconvertida en museo, y el Palacio de las Mansilla, hoy la sede del Colegio Universitario.

Pero no nos engañemos. Muchos visitantes se acercan a Segovia atraidos por otra clase de monumentos, en concreto los de mesa y mantel, porque ésta es una de las capitales gastronómicas de Castilla y León. El cochinillo asado al horno de leña, ya casi un mito, es el plato estrella de la gastronomía segoviana. Este delicioso plato se popularizó gracias a restaurantes como el Mesón de Cándido aunque en todo el casco antiguo de la ciudad se encuentran asadores donde se prepara magistralmente este plato. Estos animales, que son criados en granjas específicas dedicadas íntegramente a la producción del cochinillo protegido, son un reclamo casi tan poderoso para el turismo como el propio Acueducto.

Viajando por España las palabras clave son , , , , , , .