Donau Radweg: recorriendo el Danubio en bicicleta

En el corazón de Viena se encuentra Donauinsel, “la isla del Danubio”, una larga lengua de tierra creada artificialmente entre los dos brazos del río. Desde aquí parte la poco conocida Donau Radweg, el carril bici del Danubio que bordea la corriente llegando hasta Passau, en Alemania.

Lo mejor de hacer la ruta del Donau Radweg, además del paisaje, es la cantidad de historia que nos aguardan en cada uno de sus tramos. Como por ejemplo en las verdes laderas de Heiligenstadt, lugar elegido por Beethoven para sus retiros estivales, muy cerca de la imperial Viena y donde encontró la inspiración para su Sinfonía Pastoral.

Pedaleando un poco más llegamos a la colina boscosa del Kahlenberg que se levanta a casi 1.000 metros sobre el río. Desde su cumbre, el 12 de septiembre de 1683, el rey Jan Sobieski de Polonia dirigió su caballería en una carga gloriosa contra en el ejército otomano, salvando a la ciudad de que Viena, bastión del Cristianismo, cayera a manos de los musulmanes. Continuando el camino alcanzamos el pintoresco y apacible pueblo de Korneuburg, un buen lugar para acabar el primer día de ruta.

Siguiendo río arriba, destino Linz, el bosque casi se mete dentro del río hasta que aparece la campiña y deliciosas aldeas donde se cocina la famosa trucha del Danubio. Si viajamos por estas tierras al final del verano podremos disfrutar en Grafenwörth de la alegre fiesta de la vendimia. Contra lo que muchos piensan, Austria es un país de vino, no de cerveza. Más allá se levantan las localidades ribereñas de Krems y Wachau, las dos pobladas de pequeños hoteles y restaurantes en los que hacer parada y fonda.

Siempre remontando el río pasamos por la colina del castillo en ruinas de Dürnstein, donde Ricardo Corazón de León fue encarcelado en 1192. La pequeña aldea, con sus numerosas tabernas, elegantes hoteles y restaurantes y los barcos que ofrecen cruceros por el río, no duda en explotar turísticamente este capítulo de su historia. La siguiente parada es el monasterio benedictino de Melk, cumbre del Barroco. Un glorioso edificio color naranja y amarillo en la cima del acantilado.

Un día más y nuestra ruta en bicicleta prosigue. Entramos en las espectaculares gargantas que conducen a la ciudad de Grein, donde cruzamos el río de en un ferry pequeño de madera, diseñado exclusivamente para los ciclistas. Más pedales y entramos en Mauthausen, otro bonito pueblo medieval tristemente conocido por haberse ubicado aquí un campo de concentración nazi durante la II Guerra Mundial.

Pronto llegamos a los verdes y amplios parques que rodean  Linz, la tercera ciudad más grande de Austria y meta de nuestra ruta por el Donau Radweg, con los Alpes al fondo.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , , , , .