Phuket, la isla paradisíaca de Tailandia

La llaman “la perla del sur”, y con toda justicia, porque la isla de Phuket, a más de 800 kilómetros al sur de Bangkok se encuentra uno de los lugares más bellos y espectaculares del Sudeste asiático.

Phucket, bañada por las aguas del Océano Índico, es la isla más grande de Tailandia y uno de los mayores centros turísticos del país. Hace tiempo que perdió su carácter virginal y en las últimas décadas los hoteles, apartamentos y lugares de ocio han proliferado junto a sus playas de arena blanca y aguas color esmeralda.

La mejor opción para llegar hasta aquí es la conexión aérea desde la capital. Varias aerolíneas conectan diariamente este destino con Bangkok, aunque también aterrizan a diario vuelos cargados de turistas desde Sydney, Hong Kong y otros puntos de la región.

¿Por qué Phuket ha destacado de tal modo por encima de las otras islas que jalonan la costa tailandesa? Todas poseen paisajes fantásticos y un clima envidiable, pero aquí se dan cita las características ideales para el desarrollo de la industria turística, además de unos poderosos argumentos naturales: Concurridas playas como las de Patong, Karon y Kata junto a otras menos conocidas y transitadas, pero igualmente bellas. La uz y los colores conforman espectaculares imágenes, desde el intenso verde de las montañas al azul turquesa del mar, pasando por el blanco de las arenas y el rojo de los atardeceres tropicales.

Pero en Phuket hay mucho más que hacer además de disfrutar del paisaje. Hay que pasear por sus aldeas, cuyo ritmo pausado contrasta con la febril actividad de las áreas turísticas. En el interior se cultiva el arroz, el caucho y el cacao, y se saborea lo mejor de la tradición rural tailandesa.

También es esta isla un paraíso para los amantes del turismo activo: trekking, surf, rafting, paseos al lomo de elefantes… Y especialmente recomendable el submarinismo en unas aguas que albergan valiosos tesoros naturales. Tampoco se debe dejar pasar la ocasión de probar la gastronomía local, sobre todo el marisco, manteniendo siempre las debidas precauciones con el agua y los alimentos más exóticos. Los estómagos de los lugareños están acostumbrados a ellos, pero no los de los turistas.

La mejor época para visitar Phuket es fuera de la estación de las lluvias, es decir, entre noviembre y febrero. En esta época las temperaturas son bastante cálidas (oscilan entre 22ºC y 32ºC), ideales pra sacarle todo el jugo a este pequeño paraíso.

Viajando por Asia las palabras clave son , , , , , , .

You might also like

Barbados, el Caribe más british La isla de Barbados, un pequeño paraíso de aguas azules al norte de Trinidad y Tobago en las llamadas...
Viajar a Tailandia Tailandia, como destino turístico es algo de lo que se puede hablar de forma muy extensa y específica,...
Izabal, el sorprendente Caribe de Guatemala El Caribe tiene muchas caras. Algunas de ellas bien conocidas como las que ofrecen Cuba, la República...
Vacaciones en el Mar Menor Uno de los destinos clásicos para las vacaciones de verano en España es la región de Murcia, gracias...

Un comentario en Phuket, la isla paradisíaca de Tailandia

  1. Uuummmm, estuve en abril, y más bien me pareció una provincia rusa (por la cantidad de rusos que habia), pero bonita, si es bonita.
    Saludos y buen blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>