Bariloche, el rincón alpino de Argentina

Mientras en el hemisferio norte soportamos los rigores del calor veraniego como podemos, el invierno austral convierte a la ciudad de Bariloche, en Argentina, en uno de los principales centros turísticos de Sudamérica.

Existen pocos paisajes tan fascinantes como los de Bariloche, en la provincia de Río Negro, en las estribaciones de los Andes, un lugar ideal para los amantes de la naturaleza, la fotografía y el esquí. Imágenes de montañas,  verdes lagos, paisajes nevados y espesos bosques que podrían hacernos pensar que estamos en algún lugar de Suiza o del Tirol austriaco.

Una de las cumbres que rodean Bariloche es la del Cerro Catedral, una montaña que forma parte del Parque Nacional Nahuel Huapi, a 19 kilómetros de la ciudad. Se trata de una de las mejores estaciones de esquí del continente y un paraíso para los montañeros y alpinistas. No lejos de allí se levanta el Cerro Otto, una montaña bautizada así en honor de Otto Goedecke, uno de los primeros europeos que llegaron a estas regiones. Desde lo alto de su cima se divisan el Lago Moreno y el Lago Gutiérrez, además de otras alturas como el Cerro Tronador, Cerro Catedral, Cerro Campanario y las penínsulas de San Pedro y Llao Llao. A orillas del lago Nahuel Huapi se extiende Playa Bonita, un lugar realmente singular que se llena de cruceros y bañistas en verano y de pescadores durante todo el año.

Y aunque insistimos que no estamos en Suiza, el chocolate de Bariloche nos sorprenderá por su calidad y su excelente sabor. Hay truco: toda esta región ha recibido durante muchos años oleadas de inmigrantes llegados del centro de Europa, que construyeron sus casas, sus pueblos y ciudades con el estilo de sus países natales, impotrando también sus tradiciones y modos de vida.

A 15 km. de Bariloche se encuentran las Cavernas del Viejo Volcán, a orillas del Lago Nahuel Huapi., donde se han hallado pinturas rupestres. Pero para conocer más la cultura, la geografía y la historia de este lugar hay que visitar el Museo de la Patagonia.

Para acabar nuestra visita a Bariloche podemos acercarnos al Tronador, un volcán extinguido que marca la frontera entre Argentina y Chile y trofeo codiciado para los escaladores. Tal vez lo más cómodo sea verlo desde abajo, bien abrigados y saboreando una taza de chocolate.

Viajando por América las palabras clave son , , , , , , , .