Carcasonne, viaje a la Edad Media

La ciudad medieval fortificada de Carcasona (en francés Carcasonne), en la región de Languedoc-Roussillon al sur de Francia es una de las grandes joyas urbanísticas del país vecino. Su impresionante ciudadela, que se conserva en un magnífico estado después de los trabajos de restauración durante el siglo XIX, dispone de un anillo doble de murallas y 53 torres. Desde 1997 está considerada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

Dentro de la ciudadela sigue viviendo todavía un centenar de habitantes . Traspasar sus murallas es hacer un viaje en el tiempo a la Edad Media: sus estrechas calles empedradas y sus muros centenarios son el escenario perfecto para una novela histórica ambientada en el medievo. Numerosos comercios, restaurantes típicos  y tiendas de artesanía guardan con mucho cuidado la misma estética y consiguen que el paseo por la ciudad vieja sea sumamente evocador.

El acceso a la ciudad amurallada y a la basílica de Saint Nazaire que se encuentra en su interior es gratis. En cambio hay que pagar entrada para ver el interior del soberbio Castillo de los Vizcondes de Carcasona, construido en el siglo XII por la familia de los Trencavel.

Cuatro son las puertas de acceso a la ciudadela, situadas en cada uno de los puntos cardinales:

  • La Puerta de Narbona, orientada hacia el sur. Se compone de dos imponentes torres de tres niveles además de la planta baja. Una fortificación avanzada o barbacana, llamada de “Saint-Louis”, se encuentra justo enfrente de la puerta como puesto defensivo de vanguardia.
  • La Puerta del Aude, frente al río. Abre el paso a la ciudad a través de la vieja muralla levantada por los visigodos, en el sector más antiguo de la fortaleza.
  • La Puerta de Saint Nazaire. Da acceso a la muralla y a la Ciudadela mediante un pasillo que da un giro de 90 grados.
  • La Puerta de Rodez comunicaba la ciudad con el antiguo burgo de Saint-Vincent.

Si vamos a visitar la ciudad en coche, es una buena idea aprovechar la ruta para acercarse hasta  la cercana localidad de Mirepoix (unos 40 minutos por la carretera A61), que sin la grandiosidad de Carcasonne, es un pulcro pueblo medieval lleno de encanto. Allí encontraremos buenos sitios para comer y podremos admirar la catedral gótica de San Mauricio, cuya nave central es la segunda más ancha de Europa.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , , , , , , .