Ecuador: cuatro mundos en uno

Es uno de los países más pequeños de Sudamérica, pero con grandes atractivos para el visitante. Poco conocido e injustamente ignorado por las grandes corrientes turísticas mundiales, Ecuador ofrece al viajero cuatro mundos por descubrir: la costa del Pacífico, las cumbres andinas, la selva amazónica y las fabulosas islas Galapagos.

  • La Costa del Pacífico. una franja litoral de 640 km. de longitud formada por llanuras fértiles, colinas, cuencas sedimentarias y pequeñas elevaciones. Por su territorio corren ríos que parten desde los Andes hasta llegar al Océano Pacífico. En la costa se encuentran Sus largas playas trufadas de pequeños balnearios y poblaciones que conservan aun su encanto tradicional como Daule, Babahoyo, Macul, Puca, Paján y Colimes. Además de Santiago de Guayaquil, una joya colonial conocida como “la perla del Pacífico”.
  • Las cumbres andinas. La cordillera de los Andes atraviesa el país de sur a norte. De este sistema montañoso nacen dos sierras (occidental y oriental) que se dividen en la provincia de Loja, formando grandes valles. Entre ambas sierras se levanta una meseta que llega hasta los tres mil metros de altura. El Ecuador montañoso posee importantes elevaciones montañosas como el volcán Chimborazo, los Illinizas, el Cotopaxi, el Cayambe y el Antisana. Sobre la meseta, a 2.850 metros de altitud, se halla Quito, la capital del país rodeada de montañas nevadas y poderosos volcanes. Su centro histórico de origen colonial está catalogado como Herencia Cultural por la UNESCO.

  • La Amazonía. Al otro lado de los Andes, en el interior del país, aparece la inmensidad de la selva amazónica, con importantes reservas naturales y sorprendentes tesoros culturales. Viajando a esta parte del país podremos conocer las culturas milenarias de los pueblso precolombinos, descubrir una espectacular fauna (monos, capibaras, tapires, aves con cientos de formas y colores), practicar deportes de aventura en un escenario único, desde el senderismo hasta el rafting, y vivir una verdadera aventura. Por raro que parezca, no es una zona inaccesible, hay vuelos directos desde Quito, Cuenca, Guayaquil o Manta.
  • Las islas Galápagos. El gran tesoro de Ecuador. Descubrir las Islas Galápagos significa descubrir la naturaleza en su estado más puro. Ellas inspiraron al joven naturalista inglés Charles Darwin, que visitó las islas en 1835, a escribir su famoso libro titulado “El Origen de las Especies”. Ubicado a 1.000 km. de distancia de la costa ecuatoriana, este misterioso y fascinante archipiélago está compuesto de 13 islas grandes, seis pequeñas y más de 40 islas. Las formaciones de lava y la roca volcánica da al turista la impresión de hallarse “en otro mundo” cuando visita las Galápagos.
Viajando por América las palabras clave son , , , , , , .