La fascinación de viajar a Hong Kong

Hace solamente 14 años que Hong Kong forma parte de la República Popular de China, después de la devolución de la antigua colonia británica por parte del Reino Unido. Por eso esta ciudad goza de un status especial dentro del gigante asiático, un oasis de libertad y capitalismo en un mar rojo, con sus ventajas e inconvenientes, un lugar diferente dentro de China.

Hoy Hong Kong es una ciudad ideal para quienes quieran conocer la faceta más moderna de China sin abandonar los cánones turísticos occidentales. Los puntos de interés son numerosos. Podemos empezar citando el

Templo Man Mo, ubicado en la Calle Hollywood, rodeado por tiendas de antigüedades e invadido por el permanente aroma del incienso quemado. Seguiríamos por Golden Bauhiana Square, donde se encuentra el Centro de Convenciones y Exhibiciones de Hong Kong.

De noche no hay discusión: hay que visitar el distrito de Kowloon desde el cual por cierto se obtienen las vistas más señoriales de Hong Kong. Aunque si de vistas se trata, las del Peak Tram son excepcionales. Se trata del funicular más alto del mundo (llega hasta una vertiginosa altura de 1.800 metros sobre el nivel del mar). En un trayecto que dura apenas 7 minutos pasamos por encima de los grandes edificios de la ciudad. EL Peak Tram llega acaba su trayecto en Victoria’s Peak (en chino Tai Ping Shan), la montaña más alta de la isla. Desde allí veremos los rascacielos, el puerto y las ocho montañas de Kowloon.

Una vez abajo, podemos dirigirnos a la zona de Lan Kwai Fong, donde están los mejores restaurantes y donde hay también una animada vida nocturna. Entre las excursiones más destacadas fuera del centro urbano se pueden citar las de Stanley, en el lado sur de la isla, donde una sucesión de bares y locales de ocio jalona la playa. Otra atracción que no te puedes perder es subir al Star Ferry y dar una vuelta por el puerto. Especialmente recomendable por la noche, cuando las luces de los rascacielos iluminan la ciudad y se reflejan en las aguas de la bahía.

En efecto, el skyline de Hong Kong se ha convertido en una de las atracciones turísticas de la ciudad. Por ese motivo el departamento de turismo de Hong Kong organiza un espectáculo de sonido y luces en el que participan muchos de los edificios que conforman su perfil. Contemplándolo, resulta difícil creer que estamos en China.

Viajando por Asia las palabras clave son , , , , , .