Fiestas de Sant Joan en Ciutadella

Se acerca la Noche de Sant Joan, la más corta del año, que en todo el Mediterráneo español se celebra con hogueras en la playa, fuegos artificiales y música. Fiestas ancestrales que tienen su origen en las creencias paganas anteriores al Cristianismo y que hoy siguen movilizando a las gentes que habitan en la cuenca de este viejo mar.

En España, con permiso de las que se celebran en Alicante o en Barcelona, sin duda la celebración más bonita e interesante tiene lugar en Ciutadella, Menorca: Fiesta, caballos, música y ginebra con limonada son las claves de este día.

Cada 24 de junio Ciudadela (o Ciutadella) se convierte en la capital de Menorca y del resto de las islas Baleares. Los grandes protagonistas son los hermosos caballos menorquines y sus jinetes, llamados caixers, con sus vistosos uniformes blancos y negros, herencia de los años de dominación británica de la isla.

Durante la víspera de la fiesta se forma la cabalgata (o qualcada), un solemne desfile en el que los jinetes, siempre rodeados de una multitud enfervorecida, acuden a la plaza del Ayuntamiento. El caixer más joven ha recogido antes en la casa del caixer más veterano la bandera roja con la cruz de Sant Joan. Desde allí cabalgará al galope hasta la plaza del Born, entrando triunfalmente entre miles de personas.

Allí se escuchará el himno de Sant Joan y dará inicio la juerga callejera, el famoso jaleo, donde caballos y jinetes bailan y hacen caragols (caracoleos) entre la gente. El Xoriguer, la ginebra insular (otra herencia ilustre de los ingleses) corre en abundancia, mezclada con limonada bien fría y hielo, como debe ser. La fiesta se prolonga hasta el amanecer.

El día 24 a primera hora tiene lugar el Toc de Fabiol (el toque de la flauta), la señal que marca el inicio de otra de las tradiciones de Sant Joan: l´homo des Be (el hombre del cordero), sale de casa descalzo con el cordero a hombros recorriendo las principales calles y las casas importantes de Ciutadella, siempre escoltado por los seis caixers principales y la música de flautas y tambores.

Juegos y competiciones en las que caballos y jinetes exhiben sus habilidades en las calles entretienen a la gente hasta que cae la tarde y otro Toc de Fabiol frente al ayuntamiento despide las fiestas hasta el año siguiente. Como ocurre en Pamplona en San Fermín, algunos lloran desconsoladamente. El día más importante del año para los vecinos de Ciutadella ha pasado y la ciudad regresa a su habitual calma mediterránea.

Viajando por España las palabras clave son , , , , , , , .