Stellenbosch: la ruta del vino sudafricano

A más de 9.000 kilómetros al sur de España se producen algunos de los mejores vinos del mundo, en la región sudafricana de El Cabo, llena de excelentes viñedos, espectaculares paisajes llenos de belleza y gente abierta y hospitalaria.

El vino ha sido una parte importante de la historia y la cultura de la República de Sudáfrica durante más de tres siglos. Sin embargo, ha habido muchas dificultades y circunstancias históricas que han perjudicado a la industria vinícola, haciéndola prácticamente invisible al resto del mundo hasta hace relativamente pocos años.

La familia holandesa Van der Stel, en el siglo XVII, encontró en el clima templado sudafricano y sus fértiles tierras el lugar ideal para plantar sus viñedos. Con la excusa de producir vino para su propio consumo y el de los sedientos marineros de los barcos que recalaban en el pequeño puerto de Capetown, fue creando lo que con el tiempo sería uno de los viñedos míticos en la historia mundial del vino, el Groot Constantia. Van der Stel tuvo la suerte de contar con prisioneros franceses buenos conocedores del mundillo del vino y su producción, que aportaron su sapiencia y buen hacer. Por esto esta zona es conocida como Franshhoek, el rincón de los franceses.

Hoy Sudáfrica es el noveno productor mundial de vino, destinado a la exportación: Reino Unido, Alemania, Canadá y EE.UU. principalmente. En términos globales, su producción se muy inferior a la española, aunque sus vinos escalan puestos en las listas de lso mejores del mundo.

Los viajeros que desean conocer más de cerca el mundo del vino sudafricano suelen optar por hacer una ruta guiada por los viñedos de Stellenbosch. También es recomendable alquilar un coche y, mapa en mano, perderse en ese mar de viñedos haciendo parada en las bodegas que salen a nuestro paso, donde se nos ofrecerá una degustación gratuita y la posibilidad de visitar la granja de explotación. Por supuesto también podremos comprar nuestras botellas y hacer que nos las envíen a casa por correo.

La región de Stellenbosch está salpicada de hoteles rurales y restaurantes, siendo considerada una de las más seguras del país. Para facilitar la exploración de la zona, se han establecido cinco subrutas: Mayor Simonsberg, Stellenbosch Berg, Heidelberg, Stellenbosch Valley y Bottelary Hills. Cada una de ellas cuenta con distintas variedades de uva y diferentes modos de elaboración.

Visitar Stellenbosch, a apenas 25 kilómetros al este de Cape Town, es la mejor manera de sumergirse en el mundo del delicioso vino sudafricano.

Viajando por África las palabras clave son , , , .