Sintra, la joya de la corona portuguesa

A unos 30 kilómetros al norte de Lisboa se encuentra la preciosa ciudad de Sintra, entre bosques y montañas. Este fue el emplazamiento elegido siglos atrás por la familia real portuguesa para establecer su residencia de verano.

Sintra pasa por ser uno de los rincones más bellos de Portugal y una excursión obligada para todos los que pasen por la capital del país. Patrimonio de la Humanidad según la UNESCO que ya el poeta inglés Lord Byron calificó como “el Edén”.

Llegando por carretera encontraremos antes que nada las viejas ruinas del Castelo dos Mouros, levantado por los musulmanes en el siglo VIII desde donde se obtienen magníficas vistas del Océano y de la lejana inmensidad de Lisboa. Destruido por los invasores cristianos en 1147, sus piedras enmohecidas todavía conservan su halo de misterio y su poder.

En el mismo centro de la localidad se sitúa el Palacio Nacional, con sus características cúpulas cónicas que lo hacen perfectamente reconocible a lo lejos. Su interior alberga importantes obras de arte que reflejan la historia de Portugal, entre ellas la composición de azulejos más antigua que se conoce.

Sin embargo, la visita más espectacular en Sintra es la del Palacio da Pena, situado en lo alto de una colina que domina toda la ciudad. Se trata de un ecléctico edificio en cuyas fachadas se despliegan elementos arquitectónicos de estilos tan diversos como el gótico, el musulmán, el barroco o el modernismo. Para los puristas, una visión de pesadilla que a pesar de todo, resulta muy llamativa y bonita.

La visita al interior, que incluye el paseo por los jardines del palacio, lleno de estanques y cisnes, se puede hacer llegando a las puertas del edificio con un tren turístico que nos evitará la empinada cuesta hasta el castillo.

Como en el resto de Portugal, en Sintra se come muy bien. Las especialidades de la región son el marisco, el cabrito asado y las queijadas, unos deliciosos postres de crema que podremos encontrar en todas las pastelerías. También son reseñables las playas cercanas a Sintra, muy valoradas por lso amantes del surf, sobre todo las de Macas y Magoito.

Si no disponemos de vehículo propio podemos llegar a Sintra desde Lisboa en tren, tomando uno de los que continuamente salen desde la estación de Rossio. El precio es de tan solo 1,5 €. Sintra cuenta también con conexiones de autobús con las vecinas localidades de Cascais y Estoril.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , , .