Aranjuez: palacios y fresones

A 50 kilómetros al sur de Madrid, entre los ríos Tajo y Jarama, se ncuentra la localidad de Aranjuez, una ciudad que exhibe orgullosa el título de “sitio real” concedido por Felipe II hace casi 500 años. Aranjuez fue durante siglos la residencia de los monarcas españoles, sobre todo a partir del siglo XVIII, de lo que dan fe su arquitectura palaciega y sus bosques y jardines.

Con tan ilustre historia es lógico que el mayor monumento de la ciudad sea el Palacio Real, que se empezó a construir en el siglo XVI y fue modelado a lo largo de los años por arquitectos de la talla de Juan de Herrera o Francisco Sabatini. Si el exterior es imponente, no menos deslumbrantes son los tesoros que allí se conservan: relojes, porcelanas y pinturas.

Otro de los elementos representativos de Aranjuez son sus jardines, todos en las inmediaciones del palacio: el Jardín del Parterre, con las elegantes esculturas de sus fuentes, el de la Isla, a orillas del Tajo, el del Príncipe, de estilo afrancesado y gótico, etc.

En el ersto de la ciudad podremos ver interesantes monumentos como la Fuente de la Mariblanca, el Teatro Real, la Casa de Oficios y Caballeros o el Mercado de Abastos. Y otros palacios, como los de Osuna, Medinaceli o Godoy, escenario del Motín de Aranjuez de 1808 por el que el rey Carlos IV fue depuesto.

Precisamente durante la celebración de las Fiestas del Motín es cuando más interesante se vuelve la visita a Aranjuez. Se llevan a cabo representaciones del asalto al Palacio de Godoy, encierros, corridas de toros y actuaciones musicales.

Otra de las cosas que dan fama a Aranjuez son sus deliciosos fresones. Los campos de cultivo de esta vistosa fruta pueden visitarse a bordo del Tren del Fresón, un recorrido turístico por los campos que rodean la villa. Pero no solo hay fresas, sino también  alcachofas, habas, espárragos y otro sproductos de la huerta que constituyen la base de la rica gastronomía local….

Hablando de cocina, una de las especialidades en Aranjuez son los platos de caza, desde que los reyes y aristócratas llegaran hasta estos pagos para practicar su deporte favorito en sus frondosos bosques hasta hoy. En los platos típicos suelen estar presntes faisanes, perdices y codornices.

Desde Madrid podemos llegar en coche hasta Aranjuez por la A4. Si el tráfico es normal, solo se tarda una hora.

Viajando por España las palabras clave son , , , , .