Samoa, el corazón de Polinesia

El archipiélago de Samoa se sitúa en mitad de la inmensidad del sur del  Océano Pacífico, a medio camino entre Hawaii y Nueva Zelanda. Tal vez por esta ubicación se le llama el “Corazón de la Polinesia“. Independiente desde 1962, su territorio lo forman dos grandes islas: Savai´i y Upolu. Unas millas hacia el oeste se encuentra la isla de Pago Pago, bajo soberanía estadounidense y con cierta importancia militar en el pasado. Es la “Samoa Americana”.

Llegar a Samoa, tanto por barco como en avión, es un regalo para la vista: Dos grandes moles verdes con diferente vegetación según los pisos volcánicos que emergen de unas aguas cristalinas. Bajo ellas, la riqueza natural de las barreras de coral.

El turismo de masas no ha llegado todavía aquí. Los pocos visitantes que llegan lo hacen atraídos por la llamada del turismo ecológico, se instalan en pequeñas casas típicas junto a la playa (las falé) y simplemente se dejan llevar por el pausado ritmo de vida de los samoanos. Hay muchas posibilidades de realizar actividades acuáticas, desde el surf hasta la pesca submarina, así como otras de interior, excursiones a pie o en coche por los senderos verdes de las islas.

Pero no solo la naturaleza está viva en Samoa, también la cultura y la tradición. Los samoanos son orgullosos y a la vez hospitalarios. Los visitantes son bienvenidos a las aldeas típicas siempre que respeten sus tradiciones y modos de vida. Eso permite a los viajeros acercarse a la fascinante cultura de Samoa, su rica gastronomía y el calor de sus rituales y danzas (la fiafa). Parte de esta cultura es la tradición oral, los cuentos y leyendas que forman parte de la misma esencia del pueblo samoano y que llegó a cautivar al mismísimo Robert Louis Stevenson, que pasó aquí los últimos años de su vida y yace enterrado en un pequeño cementerio cerca de Apia.

Si visitamos la Samoa independiente debemos aprovechar para tomar un ferry o volar hasta la Samoa Americana. Allí los precios son algo más caros pero podemos descubrir paisajes de increible belleza como por ejemplo el de Tutuila.

Hay muchas opciones para viajar a Samoa en vuelos directos desde Hawaii y Los Ángeles en Hawaiian Airlines, Polinesian Airlines y Air New Zealand. La mejor época es entre mayo y septiembre, fuera de la estación de las lluvias. La temperatura es cálida y constante todo el año. Diversos barcos nos permiten saltar de isla en isla y, una vez en ellas, alquilar un coche es bastante asequible.

Viajando por Oceanía las palabras clave son , , , , , , .

You might also like

Un paraíso llamado Tonga A veces hay que hacer muchas horas de vuelo para conocer los paraísos en la Tierra que se esconden en...
Islas Cook, paraíso polinesio Desde el avión el agua del océano Pacífico cambia de color una y otra vez, del verde al azul con todos...
Kiribati, el primer país que recibe el año nuevo ¿Quieres ser el primero en recibir el año nuevo? Pues entonces tienes que viajar a la República de...
Baikal, el lago más profundo del mundo El lago Baikal (o Bai-Kul en lengua tártara) es conocido con uchos y variados nombres como "el ojo...

Un comentario en Samoa, el corazón de Polinesia

  1. Nelson Tellez santiago dice:

    Para volar o abordar el ferry para ir de samoa occidental a samoa americana hay q tener visa en el pasaporte o es libre visado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *