El barrio de los diamantes en Amberes

Aunque no posea tanto gancho para el turismo como Brujas o Gante, la ciudad de Amberes, la capital de Flandes, es un destino lleno de visitas interesantes y bonitos rincones. Uno de los aspectos que dan fama a esta ciudad en el mundo es la de ser el principal punto de talla, compra y venta de diamantes de Europa.

En el centro de la ciudad de Amberes (en flamenco Antwerpen), muy cerca de la estación central, se encuentra el famoso complejo de Diamondland donde comerciantes de diamantes y fabricantes de joyas se entremezclan regateando y valorando cada una de las piezas.

Junto a ellos, curiosos, compradores, coleccionistas e incluso parejas de enamorados que buscan un anillo de compromiso coronado con un brillante.

Hace cinco siglos que en esta ciudad se tallan los diamantes que llegan principalmente en estado bruto desde las minas africanas. En el pasado el negocio estaba exclusivamente en manos de los judíos. Hoy, aunque siguen participando en esta actividad, son muchas empresas las que se dedican a la compraventa de estos tesoros. En el edificio principal de Diamondland, que lógicamente cuenta con excepcionales medidas de protección, hay cuatro bolsas y una amplia exposición de vendedores, mucho mayor que la de otros grandes centros mundiales del diamante como nueva york, Tel Aviv o Bombay.

Para los turistas tal vez sea más interesante la visita al Museo  del Diamante para acercarse a este fabuloso mundo de la reina de las piedras preciosas. Allí nos explicarán todo el proceso desde la extracción de la piedra hasta su puesta en venta al público. Podemos observar el trabajo de los maestros talladores y admirar una enorme y valiosísima colección de diamantes.

Tanta fama han dado los diamantes a la ciudad que este distrito ya ha sido bautizado como “el barrio de los diamantes”. No importa que nuestro bolsillo no pueda permitirse tales dispendios, visitar este lugar es siempre una experiencia interesante que no debemos perdernos si viajando por Bélgica pasamos por Amberes.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , , .