Hyde Park, el corazón verde de Londres

Entre los Parques Reales que adornan la ciudad de Londres, el más grande y más famoso es sin duda Hyde Park. Un verdadero oasis verde de paz y naturaleza en el mismo corazón de la capital británica. Para los londinenses, algo más que un simple parque.

Con una extensión de 250 hectáreas, Hyde Park es una ciudad dentro de la ciudad. En sus orígenes fue un gran coto de caza cercano a Londres donde el rey Enrique VII perseguía a los venados.

Con el tiempo se fueron introduciendo modificaciones, creando los lagos artificiales y trazando una serie de caminos de uno a otro extremo del parque. El aspecto que tiene hoy básicamente es el mismo que Hyde Park presentaba cuando fue el escenario de la exposición universal de 1851.

El gran lago Serpentine divide a Hyde Park en dos grandes espacios. Uno de ellos, los Jardines de Kensington, es considerado por muchos como un espacio verde diferente al del gran parque.

Los habitantes de la ciudad usan este lugar para pasear, hacer picnic y relajarse del ruido y el estrés urbano pero para los turistas la visita a este parque es parte de la ruta obligada de lugares interesanets en Londres. Lo cierto es que además de los lagos, los bosques y las revoltosas ardillas que se acercan a robar comida a la gente, en Hyde Park hay mucho que ver.

Empezando por la minumental entrada al parque, con hermosas columnas jónicas, construido a mediados del siglo XIX. Una enorme puerta enrejada, la casa del guardia y un jardín de rosas anexo. ya en el interior, uno de los lugares más emblemáticos es el Speaker´s Corner, el rincón del orador, donde cualquiera puede dirigir su discurso a los transuntes, eso sí, sin violar la ley. La policía suele estar siempre cerca para prevenir discursos demasiado exaltados, de contenido racista, ofensivo, etc. También este parque se convierte cada verano en el escenario de multitudinarios conciertos musicales y obras de teatro al aire libre.

Pero el lugar más visitado del parque es hoy el Memorial de la Princesa Diana de Gales, inaugurado el 6 de julio de 2004. Se trata de un gran anillo de piedra y agua que siempre está adornado con flores. Mitómanos y curiosos se acercan a este punto del parque para rendir visita al recuerdo de Diana.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , , , , .