Olivenza, entre España y Portugal

Hay una localidad situada sobre la larga frontera ibérica entre Portugal y España que aun hoy es objeto de disputa entre ambos estados. Se trata de la villa de Olivenza, en la provincia de Badajoz, sobre cuya soberanía el gobierno luso mantiene una reivindicación parecida a la que España pretende en el caso de Gibraltar, salvando las diferencias.

El asunto se remonta al año 1801 cuando las tropas españolas ocuparon este territorio fronterizo durante la Guerra de las Naranjas. En el posterior Congreso de Viena, quince años después, se estipuló entre muchas otras decisiones, la restitución de estas tierras a Portugal, algo que nunca fue cumplido.

Con el tiempo, la reivindicación de lo sportugueses se ha mantenido aunque con poco entusiasmo y hoy, cuando las fronteras reales entre ambos países han desaparecido, se podría decir que ya ha perdido gran parte de su sentido.

Hacen bien los vecinos lusos en reivindicar Olivenza porque se trata de una localidad hermosa y llena de encantos. De su época portuguesa se conserva el aire alentejano de las fachadas y el estilo manuelino de varios edificios notables, con los característicos azulejos en las paredes, como el Palacio de los Duques de Cadaval y la iglesia de Santa María del Castillo. O en el magnífico Puente de Ajuda sobre el Guadiana.

 

Aunque solo los más viejos del pueblo hablen portugués, a nosotros nos parecerá que ya hemos dejado atrás España, aunque también se puede escuchar hablar el portugués los días que hay corridas de toros. La plaza de Olivenza es muy famosa y a ella acuden muchos aficionados del país vecino que desean ver una corrida clásica (en Portugal está prohibido dar muerte al animal, entre otras diferencias).

Olivenza, como el resto de Extremadura, es un lugar ideal para comer bien y donde el jamón ibérico es también la estrella de todos los bares y tabernas. Si disponemos de más tiempo, podemos completar la excursión con una visita a algunos de los famosos castillos de la zona, sobre todo en la parte portuguesa: el de Monsaraz o el de Juromenha, con sus bellas vistas al Guadiana. Viejas fortalezas que fueron testigo en su época de guerras y rivalidades entre ambos países, hoy por fortuna olvidadas.

Viajando por España, Europa las palabras clave son , , , , , , , .