El tren del Chepe y las Barrancas de Cobre

Seguimos explorando lugares bellos y espectaculares a lo largo y ancho del mundo. Hoy nos vamos hasta la costa mexicana del Pacífico, donde sobre una base de 600 km de longitud y 250 km de anchura se extienden las majestuosas Barrancas de Cobre, Parque Natural ubicado dentro del Estado de Chihuahua.

Se trata de uno de los paisajes más espectaculares de América del Norte, una serie de cañones que fueron habitados ya hace miles de años por antiguos pueblos. Grandes rocas, vertiginosos acantilados, espesos bosques, impresionantes desfiladeros, además de una increíble biodiversidad, son las maravillas que descubrimos al acercarnos a este lugar. Y la mejor manera de hacerlo es montados en el mítico Tren del Chepe.

El tren del Chepe atraviesa toda la región de las Barrancas de Cobre realizando paradas en diversos puntos de su recorrido para que los pasajeros puedan admirar la belleza del paisaje sin prisas. Se construyó en 1961 con el objetivo de conectar Chihuahua con el océano. En sus 630 kilómetros cruza una treintena de puentes y casi un centenar de túneles excavados en la montaña, llegando a alcanzar en algunos puntos altitudes superiores a los 2.500 metros sobre el nivel del mar.

El viaje entero dura unas 14 horas aunque, como hemos dicho, hay siete paradas a lo largo del recorrido donde podremos detenernos a pasar unos días antes de proseguir el viaje. Esta es una de las grandes ventajas de este peculiar ferrocarril. Las paradas del tren del Chepe son:

  • Chihuahua, punto de partida
  • Cuauhtemoc, en mitad de extensos campos de manzanos. Hay una importante comunidad de descendientes alemanes en este lugar. Hay que probar el queso de esta región.
  • Creel, un poblado maderero desde el que se accede a lugares tan espetacuulares como el lago Areco, las cascadas de Cusarare o el cañon de Batopila
  • Divisadero. Un gran mirador que ofrece vistas increíbles sobre la Barranca del Cobre.
  • Posadas Barrancas. Aquí hay algunos hoteles que ofrecen alojamiento y programas excursiones al interior de las barrancas.
  • Bauichivo-Cerocaui, desde donde se llega al cañon de Urique, el mas profundo de la Barranca con casi 1.900 metros de profundidad. Aquí empieza el tramo más espectacular del recorrido.
  • El Fuerte,  un poblado colonial ligado a la explotación de unas minas de plata hoy abandonadas.
  • Los Mochis, ciudad industrial y fin de trayecto.

Los vagones son amplios, modernos y confortables y la comida que se sirve sencillamente exquisita. Se trata de una magnífica forma de descubrir esta parte de México. El precio en tarifa económica de esta aventura es de unos 850 $ si hacemos el trayecto completo. A cambio, viviremos una experiencia apasionante en uno de los lugares más entornos del mundo.

Viajando por América las palabras clave son , , , , , .