Sri Lanka, la lágrima de la India

La forma de la isla de Sri Lanka, la antigua Ceilán, y su ubicación al sur del extremo meridional del sucontinente indio han hecho que sea conocida como “la lágrima de la India“. Una serie de pequeñas islas se extienden a lo largo del estrecho de Palk que separa ambos países en lo que se conoce como “el puente de Adán“.

El gran atractivo de Sri Lanka está en su espectacular naturaleza. En el interior, poderosas formaciones montañosas y densas selvas; en la costa, hermosas playas y ricos fondos marinos. En un entorno como este, la flora y la fauna son también espectaculares. Hay que hacer mención especial a una planta que ha hecho famosa a esta isla por todo el planeta: el té negro, que se cultiva aquí desde la época colonial británica y cuyas plantaciones ocupan extensas áreas del país.

La capital de la isla es Galle, conocida por el fuerte holandés y por ser el centro donde se elaboran entre otras manufacturas encajes, tallas de ébano y de gemas, aunque la ciudad más grande es Colombo, al sur.

La diversidad cultural y religiosa de Sri Lanka es tan rica y variada como su oferta natural. Aquí hay cientos de templos budistas, mezquitas y templos hindúes. La convivencia entre tantas creencias y etnias diferentes no siempre es pacífica. Por ejemplo, desde hace años el gobierno combate con denuedo a la guerrilla tamil del norte, de fe musulmana y con aspiraciones secesionistas, que ha causado graves problemas en las últimas décadas.

En Sri Lanka hay cerca de mil kilómetros de playas de arena blanca. El agua suele tener una temperatura constante y templada durante todo el año y muchos visitantes llegan a ellas para practicar el submarinismo y asombrarse con la belleza de las barreras coralinas y los fondos marinos. Beruwela, Hikkaduwa, Téngale o Unawatuna son los exóticos y a menudo impronunciables nombres de estas maravillosas reservas submarinas.

Por último, mencionaremos la enorme cantidad de espacios y reservas de animales protegidos en el interior del país: elefantes asiáticos en Gal Oya, ciervos y osos en Uda Walawe, puercoespines y monos en Handapangala… Una espectacular variedad y riqueza que convieretn a Sri Lanka en un santuario de vida animal de incalculable valor.

Viajando por Asia las palabras clave son , , , , , .