Hanoi renacida de sus cenizas

Hanoi es sin duda una de las ciudades del Sudeste Asiático que más tiene que ofrecer al viajero. Aquí tenemos la oportunidad de descubrir joyas arquitectónicas de la antigüedad (con más de 40.000 años), de disfrutar de paradisíacas playas, practicar deportes náuticos y actividades de aventura o realizar excursiones a la exhuberante espesura de sus montañas.

La historia de Vietnam en el siglo XX ha sido dramática y difícil, pero ahora Hanoi se yergue ogullosa omo una capital llena de vida que atrae a turistas de todo el mundo.

La arquitectura de la ciudad tiene un espléndido capítulo en su época colonial, lleno de elegantes ejemplos como la Mansión Central, un majestuoso edificio levantado en 1886 por los franceses. En su origen fue un palacio par ael gobernador pero posteriormente fue utilizado como prisión durante la guerra contra Estados Unidos. Hoy funciona como un museo donde se recuerdan las heridas de la guerra en el país y la población local, todavía no muy lejanas en la memoria d elos vietnamitas.

Olvidando este triste capítulo de la historia de Vietnam podemos detenernos en el Teatro Municipal de Títeres Acuáticos, reflejo de una tradición milenaria en el país. Los turistas se deleitan con este espectáculo, no necesariamente dirigido al público infantil, en el que las marionetas danzan e interpretan bajo el agua: dragones de fuego, campesinos, doncellas y héroes luchan y ejecutan sus cabriolas ante un públioc extasiado.

Otro lugar especial en Hanoi es el lago Hoam Kiem, rodeado de hermosos jardines. En el centro una isla acoge la fantástica  pagoda de la tortuga dorada, escenario de numerosas leyendas. Este lugar es muy querido por los habitantes de la ciudad que suelen acudir los días de fiesta a pasear, comer con los amigos o en familia y pasar el día.

Existen varias pagodas en Hanoi que compiten en belleza con la de Hoam Kiem. Otros edificios reseñables son el Templo de la Literatura, la Catedral de Hanoi y el mausoleo de Ho Chi Minh, donde se conserva el cuerpo embalsamado del legendario líder vietnamita, una curiosidad que no siempre aparece en las guías de viaje.

Los mercadillos callejeros de Hanoi y su febril actividad atraen también a un buen número de visitantes. Pasear entre sus puestos de comida, artesanía y ropa es un auténtico espectáculo para los sentidos. El mercado, al igual que las calles de la ciudad, es para los turistas un caos encantador.

Viajando por Asia las palabras clave son , , , , .