La huella de Picasso en España y Europa

Uno de los grandes genios de la pintura universal es el malagueño Pablo Ruiz Picasso, célebre por drear junto a otros destacados artistas el movimiento cubista. Su actividad artística y también política le llevaron a recorrer diferentes países de la agitada y convulsa Europa occidental del siglo XX. El rastro dejado por su obra se puede seguir a través de los museos, colecciones y fundaciones que en su honor existen por la geografía del viejo continente.

El punto de partida de este viaje está en el sur de España, en Málaga, la ciudad natal del pintor. Aquí podemos visitar la casa donde nació y pasó sus primeros años: las Casas de Campos en la Plaza de la Merced, donde se ubica también la Fundación Picasso de Málaga. Aquí se guardan objetos personales del artista e inetresantes cuadernos de dibujo. En 2003 se inauguró el Museo Picasso de Málaga, ubicado en el Palavio de Buenavista, en el que se pueden admirar casi 300 de sus obras. La entrada combinada (exposición + obras) cuesta 8 €.

Picasso se trasladó a la Barcelona del modernismo en 1895 para cursar sus estudios de bellas artes. Allí conoció a importantes pintores que influyeron en su obra y desarrolló, a caballo entre la ciudad condal y parís, su famosa etapa azul.  El Museo Picasso de Barcelona se concentra la mayor colección de obras de Picasso que existe, más de 3.500. Fue inaugurado en 1963 en el Palacio Aguilar.

En otros lugares de España existen también colecciones dedicadas al pintor aunque de menor relevancia, como por ejemplo en l alocalidad madrileña de Buitrago de Lozoya o las poblaciones catalanas de Horta de Sant Joan (Tarragona), Gósol (Lleida) y Caldes d´Estrac (Barcelona).

Primero por razones artísticas y luego por los avatares de la política, Picasso pasó gran parte de su vida en Francia. El Museo Picasso de París se abrió al público en 1979. Ubicado en el Hôtel Salé de la capital francesa, alberga una buena muestra de esculturas del inmortal malagueño. Otro templo del arte dedicado a él está en la bella ciudad de Antibes, en la Costa Azul, de la que Picasso fue nombrado ciudadano de honor en los años 50.

Otros lugares de Europa dedicados a la obra picassiana son el Museo de Vallauris en Francia, el de Lucerna en Suiza y los de Berlin y Münster en Alemania. No obstante, sus cuadros más famosos se pueden admirar en todos los museos más importantes del Mundo, desde Nueva York a Tokyo. El más célebre de todos, el Guernica, se encuentra en madrid, en el Museo Reina Sofía.

Viajando por España, Europa las palabras clave son , , , , , , , , .