El círculo mágico de Stonehenge

En Inglaterra, en el condado de Whiltshire, se encuentra el monumento megalítico más famoso del mundo: el misterioso círculo de Stonehenge, un lugar al que acuden cada día riadas de turistas y que encierra un misterio que se pierde en la noche de los tiempos.

Se calcula que la antigüedad de esta construcción se remonta al tercer milenio antes de Cristo, en la Prehistoria de Europa. El circulo más grande mide 30 metros de diámetro, formado por las piedras gigantes (megalitos). Otro circulo mayor, de 105 metros de diámetro, sirve de perímetro a todo el conjunto. Este lugar esta compuesto por arena y en ella hay varias piedras pequeñas diferentes. Un viejo camino de casi 3 kilómetros conduce hasta este mágico lugar. Este camino ya existía cuando se construyó Stonehenge, se cree que fue una especie de avenida sagrada hasta el lugar donde tenían lugar los ritos religiosos.

Un aspecto sorprendente de Stonehenge es que sus piedras son originarias de la lejana región de Gales. Todavía no se sabe con certeza cómo estos hombres prehistóricos fueron capaces de transportarlas enormes hasta aquí. Se cree que debieron utilizar unas balsas para bajarlas por el río Avon para luego arrastrarlas desde allí hasta su destino final. En los megalitos todavía se pueden apreciar unas grietas que pudieron ser causadas por las cuerdas que debieron utilizar para este pesado trabajo.

Lo cierto es que no se sabe exactamente qué fue Stonehenge: un gran monumento religioso, un enorme reloj solar, un centro ceremonial… Fuera cual fuera su función, es indudable que al visitar Stonehenge hoy apreciamos un lugar de singular belleza, a pesar de lo irregular de su disposición, un enclave en el que se respira un aura mágica y al que cada año llega un buen número de visitantes atraídos por su componente esotérico.

Para llegar a Stonehenge podemos contratar una excursión desde Londres o bien ir por nuestra cuenta. Una buena idea es combinar esta visita con una parada en la vecina población de Salisbury, un encantador pueblo de la campiña inglesa. Desde Londres se llega allí en tren en algo más de una hora y luego un autobús nos dejará en el yacimiento arqueológico tras un viaje de media hora. Las tarifas para visitar este lugar son de 6,30 libras para los adultos y 3,20 para los niños. Se puede adquirir un ticket familiar por 15,80 libras. Hay descuentos para estudiantes y grupos. Por razones de conservación no se permite acceder al interior del círculo.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , , , , .