Úbeda y Baeza, en el reino de los olivos

En el centro de la provincia de Jaén las localidades de Úbeda y Baeza no solo son dos importantes centros olivareros sino también cuentan con un patrimonio arquitectónico renacentista de gran valor. Una magnífica herencia de piedra de dos ciudades rodeadas por interminables campos de olivos.

Porque el siglo XVI marcó un antes y un después en la historia de estas dos ciudades: el arte del Renacimiento configuró su arquitectura civil y religiosa. Una valiosa herencia que les ha valido entrar a figurar en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

En Úbeda, la elegante plaza Vázquez de Molina reúne las mejores fachadas renacentistas del lugar. La Sacra Capilla de El Salvador preside todo el conjunto. Muy cerca está el hospital de Santiago (llamado también “el Escorial andaluz“). También destacan el Palacio del Deán Ortega, hoy convertido en parador de turismo, y el Palacio de las Cadenas donde se uboca en la actualidad el ayuntamiento de la ciudad.

En cuanto a Baeza, los principales edificios se encuentran en torno a la plaza de Santa María, presidida por la Catedral. El Palacio de Jabalquinto embellece la ciudad y frente a él, la iglesia tardorrománica de Santa Cruz es lugar de la devoción popular. En la plaza del Pópulo se alzan las antiguas carnicerías y junto al arco de Villalar se levantan la Audiencia Civil y Escribanías, hoy oficinas de turismo e interesante ejemplo del plateresco civil.

Pero en estas regiones resulta imposible olvidar que son los olivos y el aceite los que marcan la geografía, el ritmo de vida y el carácter de las gentes. El llamado “oro líquido” es una de las señas de identidad de Jaén, Andalucía y también de toda España. En el panorama de la producción de aceite a nivel mundial el nombre de Jaén cobra un protagonismo excepcional. A solo 8 kilómetros de Baeza, en el complejo Hacienda La Laguna en Puente del Obispo, se encuentra el Museo de la Cultura del Olivo. En él se conservan tres modelos de antiguas almazaras que recogen los procesos de elaboración del aceite y se puede visitar una bodega del siglo XIX.

Úbeda y Baeza, en el curso alto del valle del Guadalquivir, son dos joyas urbanísticas en medio de un océano de olivos. Una interesante forma de sumergirse en la Andalucía interior y descubrir todos sus tesoros paisajísticos y gastronómicos.

Viajando por España las palabras clave son , , , , , , , .