Los Roques: el Caribe venezolano

El archipiélago de Los Roques se sitúa a unos 170 kilómetros al norte de de Caracas, la capital de la República de Venezuela. Un paraíso de aguas claras y asombrosas playas que en 1972 fue declarado  Parque Nacional.

Las costas de Los Roques son un paraíso para el navegante. Es un destino de cierto nivel que recibe sobre todo a turistas con alto poder adquisitivo que llegan en su propio yate. Para los que no gozamos de una economía tan opulenta está la opción de llegarpor vía aérea. Varias compañías operan la ruta entre Caracas, Maracaibo e Isla Margarita y Los Roques con tarifas bastante asequibles. Una vez allí siempre podremos contratar excursiones que nos lleven a todos los rincones del archipiélago.

De las casi cincuenta islas e islotes que componen Los Roques solo una de ellas, la más grande, está poblada: El Gran Roque, donde se concentran todas las posibilidades de alojamiento. Aquí se puede disfrutar de la belleza y el clima del Caribe sureño: grandes bancos de arena, y hermosas aguas de color turquesa.

Los que busquen unas vacaciones algo más activas encontrarán aquí un paraíso para los deportes acuáticos, desde el submarinismo hasta la pesca. Otra opción muy recomendable es contratar un velero o yate (habrá que regatear) y realizar un periplo por las islas, siempre guiados por algún marinero local que conozca bien estas aguas.

La escasa población isleña es abierta y amable pero, como viven exclusivamente del turismo, intentan exprimir a los visitantes al máximo ofreciéndole todo tipo de servicios y objetos a precios exagerados. A pesar de todo, comer y beber en el Gran Roque es muy barato y los platos son generalmente de muy buena calidad, destacando los sabrosos platos de pescado.

Hay muy pocos hoteles y son bastante pequeños, por eso hay que reservar con bastante anticipación si queremos dormir en las islas. De noche encontraremos muchos bares donde probar los típicos tragos caribeños y bailar al son de la música de estas latitudes

Los Roques ofrecen la posibilidad de gozar del Caribe de una manera distinta, huyendo de los monstruosos complejos hoteleros y el turismo de masas. Llegar hasta aquí es más una aventura que un viaje convencional. Mete en la maleta ropa ligera y protector solar, la cámara de fotos y muchas ganas de descubrir y explorar uno de los rincones más desconocidos y bellos del Caribe venezolano.

Viajando por América las palabras clave son , , , , .