Marrakech la roja, capital del Marruecos imperial

.
El color rojizo de la piedra con la que se construyeron sus edificios le han valido a Marrakech el sobrenombre de “la ciudad roja“, además de dotarle de un aspecto muy peculiar y especialmente valorado por los amantes de la fotografía. Marrakech, de cuyo nombre tomó el suyo el resto del país, es  junto con Meknes, Fez y Rabat, una de las cuatro Ciudades Imperiales de Marruecos.
 
En Marrakech no encontraremos grandes monumentos, ni suntuosos palacios ni enormes avenidas. La belleza de este lugar debe buscarse en sus calles, en los sonidos y los olores, y también en sus habitantes, abiertos y hospitalarios. Aquí hay una interesante mezcla de elementos islámicos y europeos. Para empezar, la ciudad está dividida en dos sectores claramente diferenciados: la vieja Medina y la nouvelle ville, levantada durante la época colonial, donde están los edificios modernos y el idioma francés se habla tanto o más que el árabe.
.
.
En la Medina es recomendable perderse por las laberínticas calles del zoco que, bajo el caos aparente está organizado según los productos que se ponen a la venta. Las grandes compras que se pueden realizar aquí son los productos textiles (alfombras, tapices y chilabas principalmente), los trabajos en cuero y por supuesto las especias, dátiles y los dulces típicos de la región.  Todas las calles confluyen en una gran plaza que es de facto el centro de la ciudad vieja: la Plaza Djemaa el Fna, punto de encuentro de locales y turistas. Tanto de día como de noche es un lugar animado y divertido, con terrazas, cafeterías, músicos callejeros, puestos de comida y vendedores ambulantes.

Las principales visitas en la Medina de Marrakech son sus mezquitas. La de Koutoubia es el principal lugar de oración de la ciudad. La entrada está prohibida a los no musulmanes. También es destacable la Madrasa de Ben Youssef y las Tumbas Reales de la dinastía Saadí. Si deseamos un paseo más tranquilo siempre podemos tomar un respiro en los jardines privados y públicos que rodean la ciudad.

Fuera de la ciudad vieja destca la visita al Palmeral, que forma parte de un plan urbanístico que incluye residencias, hoteles y campos de golf. A pesar de ello, este lugar sigue conservando un marcado aire rural del que se obtienen dátiles y madera. Entre las actividades que se pueden hacer en este lugar destacan los paseos en camello.

Viajando por África las palabras clave son , , , , , .