Museumsinsel en Berlin

Berlín es una de las grandes capitales culturales del viejo continente.  Su estructura urbana, que ha sufrido diversas modificaciones a lo largo de su historia, incluidas grandes destrucciones y la partición del casco urbano en dos, han dejado una enorme con una configuración extraña.

Sin embargo estamos hablando de alemanes, gente práctica y organizada. De modo que dentro del desorden urbanístico berlinés, encontramos un barrio “temático” perfectamente delimitado que permite al turista visitar los grandes museos de la ciudad sin perder el tiempo en desplazamientos en bus o en metro.

Hablamos de la Museumsinsel, “la isla de los museos” sobre le río Spree, que encontramos al final de la elegante avenida de Unter den Linden. Siete importantes museos se levantan aquí, a escasa distancia unos de otros, constituyendo el principal reclamo para el turismo cultural en la ciudad:

  • El Museo Antiguo (Altes Museum), construido en el año 1830, es el más antiguo. Se concibió para albergar las colecciones de pinturas procedentes de los castillos de Berlín, Potsdam, Charlottenburg así como de otras colecciones privadas. El kaiser Federico Guillermo III ubicó aquí la célebre colección prusiana de antigüedades (Antikensammlung), parte de la cual todavía se exhibe al público.
  • El Museo Nuevo (Neues Museum), ubicado justo detrás del Museo Antiguo. Este edificio, como tantos otros de la ciudad, quedó completamente destruido durante la II Guerra Mundial pero fue restaurado brillantemente después de muchos años de trabajo: Finalmente fue reinaugurado en 2009. Aquí se exhiben, como se solía hacer antes de la guerra, las colecciones egipcias y prehistóricas, entre ellas el mundialmente célebre busto de Nefertiti.
  • La Antigua Galería Nacional (Alte Nationalgalerie) tiene una historia similar al Neues Museum: destruido en la guerra, reconstruido y reinaugurado en 2001. Aquí se conserva una de las más grandes colecciones de esculturas y pinturas del siglo XIX en Alemania.
  • La Galería James Simon, centro de visitantes para la Isla de los Museos, localizada entre el Neues Museum y el Kupfergraben.
  • El Museo Bode, se levanta en la punta septentrional de la isla. Es un edificio muy peculiar y famoso por la cúpula de color marrón cobrizo que cubre su exterior. Guarda colecciones de arte antiguo y bizantino.
  • Por último, destacamos el sorprendente Museo de Pérgamo. Aquí encontramos rèplicas a tamaño natural de antiguas obras arquitectónicas de la Antigüedad: el altar de Pérgamo, la Puerta de Ishtar de Babilonia o la puerta del mercado de Mileto, entre otros.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , , .