El Carnaval en Europa: Colonia y Venecia

El once de noviembre (el mes once), exactamente a las once y once de la mañana se inaugura oficialmente el Carnaval en la ciudad alemana de Colonia (en alemán Köln). Sí, empiezan tres meses antes que en el resto del mundo. Es solo una más de las peculiaridades de esta celebración.

Esta es la segunda entrega de posts dedicados al Carnaval en el mundo. Ya vimos cómo eran los carnavales más famosos de España, en Cádiz y Tenerife. Hoy repasamos los dos más originales de Europa y en un tercer post haremos lo propio con los carnavales americanos.

El Carnaval de Colonia comienza de verdad el jueves con la Weiberfastnacht, fiesta en la que las mujeres asumen todo el protagonismo: reciben las llaves de la ciudad de manos del alcalde y los hombres tienen que acatar todas sus órdenes. Pero el día cumbre es el Rosenmontag (el lunes de las rosas), cuando decenas de cabalgatas inspiradas en diferentes motivos desfilan en un recorrido a través de las principales calles de la ciudad. Aquí la música de fondo es la de las tradicionales canciones alemanas de carnaval. El  lema es “Kölle Alaaf”, que en el dialecto kölsch significa “Colonia es de todos”.

Cada año se elige a tres representantes del carnaval (Kölner Dreigestirn): la virgen, el príncipe y el campesino, en un ambiente de fiesta y con mucho sentido del humor. Huelga decir que en estos días la ciudad se llena de visitantes y la cerveza corre abundantemente.

Menos ruidoso y más glamouroso es el Carnaval de Venecia. Además, es probablemente el más antiguo del mundo, ya que existen documentos que atestiguan su celebración desde el siglo XI. El Carnaval de Venecia alcanzó su máximo apogeo en el siglo XVIII, época en la que acudían a la festividad nobles y aristócratas llegados de toda Europa.

Esta estética es la que determina todavía el carnaval veneciano de nuestros días. El ambiente de la ciudad de los canales es mucho más tranquilo que en las otras grandes capitales del Carnaval (nada que ver por ejemplo con el de Rio). No todo el mundo se disfraza, la mayoría de gente se limita a salir a la calle con una de las famosas máscaras carnavalescas venecianas.

Las máscaras más características son las blancas, con tonos dorados o plateados y elaboradas de papel maché. Otra imagen muy característica en estas fechas son el traje de arlequín, el llamado maschera nobile, un antifaz blanco cosido a unas gasas de seda negra y sombrero de tres puntas, y el de Médico de la Peste, con una larga nariz que, siguiendo la tradición, contiene en su interior hierbas aromáticas.

Hay muchas otras ciudades donde el Carnaval se vive de manera original, pero Colonia y Venecia son, por derecho propio, los dos carnavales más emblemáticos del viejo continente.

Viajando por Europa, Eventos las palabras clave son , , , , .