Ciudad de las Artes y las Ciencias, en Valencia

En 1998 se inauguró en Valencia La Ciudad de las Artes y las Ciencias, situada al final del viejo cauce del río Turia (Jardín del Turia). Actualmente es el mayor reclamo de la ciudad, tanto por su diseño vanguardista, con el sello del arquitecto Santiago Calatrava, como por su interés cultural y turístico. Cada año recibe a miles de visitantes, modificando significativamente el perfil de Valencia como destino turístico. Este conjunto único dedicado a la divulgación científica y cultural, está integrado por seis grandes elementos:

  • El Hemisfèric, que fue el primer edificio de la Ciudad de las Artes y las Ciencias que abrió sus puertas al público. Su cubierta ovoide de más de 100 metros de longitud es espectacular. ,En su interior una gran esfera que constituye la sala de proyecciones.
  •  El Umbracle es un inmenso mirador desde el que se pueden observar todas las instalaciones del parque. En el piso inferior alberga el aparcamiento y en el superior se puede visitar el Paseo de las Esculturas, una galería de arte al aire libre con esculturas de autores contemporáneos.

  • El Museo de las Ciencias Príncipe Felipe es uno de los museos punteros de ciencia interactiva y sin duda el espacio más visitado del parque. Tiene como objetivo acercar el mundo de la ciencia, la tecnología y el medio ambiente al gran público de una manera amena y sencilla.
  • El Oceanográfico, con más de 500 especies marinas, es el mayor acuario de Europa. Aquí están representados los principales ecosistemas marinos del planeta. Un edificio para cada hábitat natural: Mediterráneo, Humedales, Mares Templados y Tropicales, Océanos, Antártico, Ártico, Islas y Mar Rojo, además del Delfinario. También es de destacar las fantásticas cubiertas arquitectónicas del restaurante submarino.
  • El Palau de les Arts Reina Sofía, dedicado a la música, especialmente a la ópera.
  • El Ágora, que dota al complejo de un espacio multifuncional.

Todos estos espacios se pueden visitar por separado con varias opciones. Este lugar es especialmente interesante para visitarlo con niños, que pueden adquirir conocimientos mientras están jugando: en el Museo hay un espacio dedicado exclusivamente a los más pequeños donde pueden experimentar con agua; en el Oceanogràfic, además de divertirse con los delfines, podrán comprobar en “La Rompiente” cómo una ola rompe contra un acantilado rocoso produciendo un efecto turbulento; en el Umbracle podrán pasear entre réplicas de dinosaurios. Un sinfín de posibilidades para pasarlo bien y aprender. Una visita imprescindible para cualquier estancia en Valencia.

Viajando por España las palabras clave son , , , , .