La Tamborrada de San Sebastián

En dos semanas la bellísima ciudad de San Sebastián estará de fiestas, celebrando su patrón. Dentro de éstas, la manifestación festiva más llamativa será como cada año la famosa Tamborrada.

El origen de esta festividad se encuentra en la época napoleónica, cuando el ejército francés ocupó San Sebastián durante la Guerra de la Independencia, entre 1808 y 1812. Hay varias versiones, pero la más extendida es la de que cuando las fuerzas de ocupación desfilaban por la ciudad al son de los tambores, las aguadoras de la ciudad  respondían en señal de rebeldía golpeando los barriles con los que recogían agua de las fuentes. Otra versión sitúa el origen de la Tamborrada donostiarra durante la Primera Guerra Carlista, hacia 1836.

La Tamborrada es una fiesta alegre, con mucho colorido y evidentemente ruidosa. Se inicia el 19 de enero por la tarde, con el izado de la enseña de la ciudad en el Ayuntamiento. Después se toca la Marcha de San Sebastián que da inicio al desfile de compañías que, tocando tambores y barriles y vestidos con vistosos trajes militares de la época (aunque también de cocineros), recorren todos los barrios de la ciudad.

Al día siguiente es el turno de la Tamborrada infantil en la que participan miles de niños y justo después se entrega en la Plaza de la Constitución el Tambor de Oro.

No hace falta decir que Donostia se llena de visitantes en este momento del año, venidos no solo de otros puntos del País Vasco, sino también del resto de España y de fuera de nuestras fronteras. Por tanto, si se piensa visitar San Sebastián durante la Tamborrada conviene reservar alojamiento con mucha antelación.

Con o sin Tamborrada, la ciudad de San Sebastián (en vasco, Donosti) es una de las más bellas de España y merece la pena visitarla en cualquier época del año. La bahía, con el elegante paseo y las arenas de la Playa de la Concha son el icono de la ciudad. Dos elevaciones delimitan La Concha: el Monte Igeldo y el Monte Urgull.

La ajetreada Parte Vieja de San Sebastián es el centro social y comercial de la ciudad donostiarra y ofrece un sinfín de opciones de ocio. Aquí se puede disfrutar de la reconocida gastronomía vasca, tanto en prestigiosos restaurantes como en los numerosas tabernas de pintxos.

La arquitectura es un buen reflejo de la historia de la ciudad:  desde obras de corte afrancesado al gusto de la Belle Epoque hasta edificios vanguardistas: La Catedral del Buen Pastor, el Kursaal, el teatro Victoria Eugenia

Son muchos atractivos por los que San Sebastián es conocida como La Perla del Cantábrico, que alcanza su punto álgido en estas fiestas.

Viajando por España las palabras clave son , , , .