Los Alpes de Nueva Zelanda desde el cielo

En la isla sur de Nueva Zelanda se levanta una poderosa cordillera conocida como The Southern Alps, o los Alpes neozelandeses. En realidad no tienen mucho en común con los Alpes europeos, salvo las grandes cumbres nevadas. Es una barrera natural de más de quinientos kilómetros que separa la región de los espectaculares fiordos de la costa oeste de las suaves y onduladas colinas de Canterbury, al este.

De hecho, solo hay tres lugares por los que podemos pasar de un lado al otro de la isla, los tres puntos más bajos de los Alpes Neozelandeses: el Lewis Pass, al norte; el Arthur Pass en la zona de Queenstown, y más al sur el Haast Pass. Si no se usa uno de estos tres accesos la única manera de superar esta barrera es escalando o volando.

Gran parte de la cordillera está protegida y alberga de diversos parques nacionales: el Westland National Park, el Aoraki/Mount Cook National Park, el Mount Aspiring National Park o el Fiordland National Park. Todos ellos forman el área protegida Te Wahipounamu, declarada en 1990 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. También aquí está la mayor altura del país, el Mount Cook, (en maorí, Aroaki) con 3.754 metros de altura.

Una de las actividades más demandadas por los turistas es la contratación de un vuelo en helicóptero o en avioneta para contemplar la majestuosidad de estas montañas desde el cielo. Se puede contratar por ejemplo desde la ciudad de Queenstown, a los pies de la cordillera. Es una fascinante forma de conocer este lugar del Mundo, observando desde las alturas la cima del Mount Cook, los glaciares de Franz Josef  o de Fox, los espesos e interminables bosques de abetos y los lagos Pukaki y Tekapo. Algunas compañías ofrecen la posibilidad de aterrizar sobre el mismo glaciar.

Los amantes de la aventura y los deportes de nieve cuentan aún con otra posibilidad: el Heli-Ski, solo apto para esquiadores experimentados. Un helicóptero transporta al aventurero hasta la cima de una de las montañas para que éste descienda por su cuenta por laderas nevadas donde las pistas de esquí son inexistentes.

Un atractivo adicional para los seguidores de Tolkien: En esta parte de Nueva Zelanda podemos visitar los paisajes salvajes y vírgenes que aparecen en las películas de la saga de El Señor de los Anillos. El cineasta Peter Jackson, encontró aquí el escenario ideal para plasmar en la pantalla los paisajes de la Tierra Media descritos en el universo tolkieniano.

Viajando por Oceanía las palabras clave son , , , , , , , .