Peñíscola, playas e historia

Peñíscola es uno de los rincones más bonitos de la Costa del Azahar, en la franja costera castellonense. Aquí se conjugan los clásicos atractivos paisajísticos del Mediterráneo con una intensa carga histórica queu ha quedado impresa en la fisonomía de esta localidad a lo largo de los siglos.

Un clima privilegiado, no excesivamente caluroso en verano y con invierno suave, largas playas con aguas limpias y calmas, y un cielo permanentemente azul componen el coctel que Peñíscola ofrece a los turistas.

Dos extensas playas (playa norte y playa sur) enmarcan esta población. A lo largo de ellas se extienden los complejos turísticos, parques de atracciones y lugares de ocio. Es un destino muy valorado por las personas que viajan en familia.

Otras playas menores, algunas algo alejadas del centro urbano, completan esta interesante oferta para los amantes del sol y los deportes náuticos: las playas del Pebret, de las Viudas, de Santa Lucía, la Cala del Moro, playa del Russo…

El casco urbano de Peñíscola es muy singular. Está formado por un islote unido a la costa por una lengua de tierra, por eso sus primeros pobladores griegos la llamaron Quersoneso, que significa península. Posteriormente los romanos tradujeron este nombre al latín, del cual deriva el topónimo Peñíscola. Pasear por esta parte de la localidad es especialmente encantador, donde casi detrás de cada esquina se descubre una bella panorámica de la costa.

Pero el momento en el que Peñíscola entra en la Historia de Europa por la puerta grande es en el siglo XIV, cuando se produce el cisma en el seno de la Iglesia Católica. Pedro Martínez de Luna, el “Papa Luna“, sucedía al Papa de Aviñón y establecía su sede pontificia aquí en 1411 desafiando a Roma.

Entre los principales monumentos a visitar destaca el Castillo de los Templarios, pero también La Ermita de la Virgen de la Ermitana, junto al castillo en la que se alberga la imagen de la patrona de la ciudad. Las fiestas en su honor se celebran cada 7 de septiembre en las inmediaciones de las calles y plazas más importantes. Durante esta fiesta tradicional se llevan cabo actos artísticos, como danzas y procesiones donde se recrean los enfrentamientos entre moros y cristianos. También se pueden degustar platos típicos y participar en la quema de antorchas y fuegos artificiales.

Otro evento destacado es el Festival internacional de Jazz que tiene lugar durante el mes de julio teniendo como principal lugar de reunión al Palacio de Congresos de Peñíscola, así como algunos de los parques donde se llevan a cabo presentaciones al aire libre.

Viajando por España las palabras clave son , , , , , .