Descubrir Düsseldorf

Entre las ciudades de Düsseldorf y Colonia sucede un poco lo mismo que le pasa a Bilbao con San Sebastián. Son ciudades vecinas donde la fama de una como ciudad bonita y digna de visitar convierte automática e inconscientemente a la otra en “menos interesante”, por decirlo de alguna manera.

Por eso quien llega a Düsseldorf lo hace en una excursión accesoria a la visita de Colonia, el verdadero destino. Entonces es cuando se lleva la gran sorpresa y descubre una ciudad grande y moderna pero llena de encantos.

El casco viejo de la ciudad, reconstruido tras la gran destrucción sufrida durante la II Guerra Mundial, conserva los adoquines de sus callejones. Estamos en la zona de Alemania donde se encuentra la mayor concentración de bares y cervecerías por metro cuadrado. Se suele decir que es “la barra de bar más larga del mundo“. La cerveza local es la alt, de color ambarino, muy diferente a la suave kölsch de la vecina Colonia. Tomar una u otra cerveza es tomar partido en esta vieja rivalidad entre ciudades.

Si hace buen tiempo, el paseo a las orillas del Rin es muy agradable. Muy amplio y poblado de árboles, permite al viajero recorrer las principales atracciones de la ciudad, desde las singulares casas de Frank Gehry hasta la Rheinturm, la torre panorámica giratoria desde donde podemos obtener una magnífica vista del río y la ciudad mientras estamos comiendo o cenando.

Dejando atrás el río nos adentramos en Königsallee (llamada por los locales), un elegante bulevar que acoge lujosas tiendas y ofrece un agradable paseo entre jardines y comercios.

Düsseldorf es también un destino de turismo cultural de primer orden. Por citar solo algunos de sus más importantes museos destacamos el Aquazoo – Museo Löbbecke, una instalación municipal que cumple a la vez las funciones de zoológico y museo de ciencias naturales, el Kunst im Tunnel (Arte en el Túnel), una moderna casa de exposiciones, donde se reune lo mejor del arte, la moda y el diseño en un elegante pabellón de vidrio o el Filmmuseum, Museo Cinematográfico de la ciudad.

En resumen, la desconocida e injustamente olvidada Düsseldorf es una visita que está, al menos, a la misma altura que su vecina y rival Colonia.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , , , .