La Alberca, Salamanca

En pleno corazón de la Sierra de Francia, en el sur de la provincia de Salamanca, se encuentra La Alberca, un enclave famoso por su arquitectura, sus tradiciones y su historia. Aquí parece que el tiempo se detuvo en algún momento, perfecto para una escapada de fin de semana y obligada parada en el camino para quien ande recorriendo la comarca de Las Batuecas.

En La Alberca y en el resto de pueblos de la Sierra es la arquitectura civil o popular la que da fama y seduce al visitante, por encima de la monumental o religiosa.

La imagen clásica de este bonito y singular pueblo es el de sus casas con entramados de madera en la fachada y con los balcones siempre floridos. Dicho de otro modo: sus monumentos no se limitan a la iglesia, ayuntamiento, etc. sino que están en todas partes, porque cada casa puede ser una pequeña o gran obra de arte.

La Alberca ostenta el honor de ser el primer pueblo de España declarado Monumento Histórico Artístico, en 1940. A los albercanos les corresponde el mérito de haber sabido conservar su pueblo con su encanto original, respetando la estética del lugar en cada reforma y cada nueva construcción.

Aunque la presencia humana en este lugar se remonta a la Prehistoria, destacando la época musulmana a la qu edebe su nombre (del árabe Al-Bereka, estanque), su aspecto actual data del siglo XVIII. En el centro del pueblo se ubica la magnífica Plaza Mayor, punto de encuentro de locales y visitantes, hacia donde confluyen todas las calles empedradas del pueblo.

En La Alberca está presente en todo momento cierta gravedad religiosa emanada sin duda de sus tradiciones y sus construcciones religiosas. No solo de su iglesia, sino también de otros lugares de culto en los alrededores del pueblo: la Ermita de Nuestra Señora de Majadas Viejas, ubicada en mitad de un hermoso bosque con castaños y robles, la Ermita de San Marcos o el Santuario de la Virgen de la Peña de Francia.

Para los menos espirituales La Alberca es también un lugar en el que maravillarse. Son célebres sus productos gastronómicos, comunes en toda la comarca, en concreto los embutidos y los turrones. También éste es un enclave privilegiado para los amantes de la Naturaleza. El ecoturismo se abre paso en esta región con fuerza, donde cada vez más proliferan las casas rurales y las posibilidades de practicar actividades en la Naturaleza en un lugar de extrema belleza como es el de la Sierra de Francia.

Viajando por España las palabras clave son , , .