Bruselas

Si queremos recorrer los fascinantes caminos que componen Benelux no podemos marcharnos sin visitar la capital de Bélgica, la emblemática ciudad de Bruselas fundada ya por el año 979.

Tras alguna que otra batalla en la que los territorios que forman la ciudad fueron arrebatados y luego devueltos en plena Edad Media, Bruselas supo recuperarse para volver a caer en la segunda guerra mundial contra los ejércitos dirigidos por Hitler. A pesar de todos los contratiempos la capital de Bélgica obtuvo el derecho de todas las entidades federales del país tras la creación de la Región de Bruselas-Capital con su gobierno y parlamento independientes. Recientemente, en el año 2000, esta bella ciudad fue nombrada Capital europea de la cultura por el enorme patrimonio cultural que guardan sus calles.

Por su situación en el centro de Europa la capital de Bélgica posee las sedes de algunos de los más importantes organismos de la unión europea desde el año 1950. Así pues, el consejo europeo, la comisión europea y el parlamento europeo tienen situadas sus sedes en esta ciudad. Aparte de acoger centros pertenecientes a la unión Bruselas  también  contiene la sede de la Organización del tratado del atlántico norte  también conocido como OTAN.

A la hora de darnos un paseo a través de las calles que entrecruzan esta cosmopolita ciudad podemos quedar sorprendidos con la variada arquitectura y diferentes estilos que adornan los edificios alzados a cada lado de la acera. Podemos destacar las construcciones de la época medieval que se sitúan  la Grand Place, plaza que fue nombrada por la UNESCO como patrimonio de la humanidad allá por el año 1988, y que no tiene desperdicio con su ayuntamiento de estilo gótico o la catedral de san miguel alzada también en esta hermosa zona publica. Además en el centro de la plaza se pueden observar los restos de la antigua ciudad con sus edificios de estilo flamenco que datan de la época de Carlos V.

Si lo que se quiere es visitar un buen  museo podemos recorrer los múltiples edificios dedicados a exponer obras de arte y curiosidades. Algunos de los más importantes y conocidos son el Museo Real de Bellas Artes de Bélgica, el Museo de Arte Antiguo y el Museo de Arte Moderno. También podemos hacer una visita a la sorprendente casa museo de Víctor Horta, gran representante del arte moderno belga,  sin duda un regalo para los sentidos.

Bruselas es una ciudad realmente bien comunicada con el resto del mundo por su importancia en la unión y la posesión de las sedes de organismos vitales para Europa. Si usted es un apasionado del arte o un simple viajero con ganas de pasárselo bien, este es un destino perfecto.

Viajando por Europa las palabras clave son , , .