La ciudad de Luxemburgo

Situado en el noreste europeo y con el titulo de patrimonio mundial otorgado por la UNESCO, Luxemburgo, fue fundada en el año 963 tras la adquisición del actual Castillo de Luxemburgo por el Conde de las Ardenas. Los emperadores germanos lo transformaron en un ducado  en el siglo XIV, para más tarde pasar a ser parte de España. En el 1831 y ya de nuevo en manos de Austria fue nombrado Gran Ducado y dividido en dos partes. Después de declararse estado neutral y tras dos invasiones, en la I y la II guerras mundiales, firmo un pacto con Bélgica y Holanda creando así lo que actualmente se conoce como Benelux.

Por encontrarse más o menos en el centro de los países que forman la Unión Europea esta bella ciudad se considera la capital de la Comunidad Europea y acoge por ello las sedes de instituciones muy importantes para la Unión como son el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, Tribunal de Cuentas Europeo o la Secretaria General del Parlamento Europeo.

Luxemburgo destaca por ser una ciudad cosmopolita  caracterizada por los campos verdes y las aldeas que aun hoy en día se sitúan en sus alrededores y le dan un aspecto campestre. Tiene un gran patrimonio cultural debido entre otros motivos a la coexistencia entre romanos y germanos en la edad antigua que se ve reflejado en sus tres idiomas oficiales: francés, alemán y luxemburgués.

Esta ciudad posee amplios espacios verdes en su interior además de un centro histórico primordial si se quiere observar todas las maravillas que esconde la capital europea. Casi por completo peatonal garantiza al turista ocio y facilidades a la hora de comprar mientras agrada su vista y pasea por calles repletas de historia y cultura.

El viajero puede disfrutar de diferentes y variados museos como el Museo Nacional de  Historia Natural, el Museo de los Juguetes o el Museo Nacional de Historia y Arte.

En Luxemburgo también se encuentra la iglesia de St. Michael y los restos del Castillo de Luxemburgo de gran valor patrimonial para la ciudad ya que es una parte fundamental de su historia que guarda muchos de los secretos de la actual ciudad europea.

Por situarse en el centro de Europa y ser un órgano vital en la Unión Europea Luxemburgo está excelentemente comunicado con el resto del mundo lo que la convierte en una ciudad muy accesible para los viajeros.

Visitar esta magnífica ciudad es toda una experiencia cultural e histórica y de mucho interés a la hora de conocer la historia de la Unión Europea. Contemplando a su gente e interesándose un poco por su historia se pueden descubrir cientos de razones para enamorarse de las calles de esta hermosa ciudad.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , , , , , .