Cabo Verde; Praia

Tal vez por su condición de islas separadas del continente, por su pasado, por su clima…Cabo Verde muestra una fusión cultural entre África y Europa única en el continente que tiene una de sus máximas expresiones en la música con la artista Cesária Évora como máximo exponente.

Situadas en el océano atlántico frente a la costa de Senegal las islas se mantuvieron deshabitadas hasta el siglo XV cuando los portugueses las convirtieron en una de sus bases principales del comercio de esclavos.

Las islas volcánicas que forman el archipiélago ofrecen al viajero autenticidad; playas, impresionantes fondos marinos, montañas, volcanes, historia, gran tradición cultural, buena gastronomía, pero se alejan del concepto del turismo de elite que otros países africanos ofrecen para convertirse en una experiencia directa y mucho más cercana que el “todo hecho” de otras ofertas en países del entorno.

Conformado por quince islas (alguna de ellas deshabitadas como la de Santa Luzia) el país tiene una buena conexión con el exterior gracias al aeropuerto internacional Amilcar Cabral en la Isla de Sal y se conecta de manera interna por mar y avión con servicios regulares.

Posee un clima seco y caluroso con temperaturas media de entre 20 y 25 grados siendo significativas las tempestades provenientes del Sahara en los meses de Enero y Febrero.

El idioma oficial es el portugués y la moneda el escudo caboverdiano cuyo cambio es de 1€ por 110 escudos.

La capital de Cabo Verde, Praia, es también la mayor de sus ciudades con cerca de 120.000 habitantes.

Ubicada en la isla de Santiago la ciudad dispone de un importante puerto comercial así como una potente industria pesquera.

Con una impronta imborrable del pasado colonial portugués, Praia se presta a la visita de lugares como la Iglesia de Nuestra Señora de Gracia, el Museo Etnográfico y el mirador Diogo Gomes con una escultura en memoria del navegante portugués descubridor de las islas.

Merece una mención especial el único jardín botánico del país; el de Sao Jorge cuya visita resulta muy recomendable.

Praia posee una atractiva y colorida vida comercial y un buen ambiente musical y cultural bastante alejado de los ambientes nocturnos plagados de masas de vendedores de otras capitales africanas.

A escasos quince kilómetros de Praia se encuentra Cidade Velha visita obligada al ser la antigua capital de las islas y estar catalogada como una de las siete maravillas de origen portugués en el mundo. Esta ciudad, la primera fundada en las islas posee un impresionante patrimonio histórico y arquitectónico destacando el impresionante fuerte Real San Felipe que corona a unos 100 metros de altura la ciudad o las ruinas de la Catedral de Sé destruida por piratas en el año 1712.

Viajando por África las palabras clave son , , , , .