Transilvania; mucho más que Dracula

Probablemente Bram Stoker no era consciente como su interpretación de la leyenda de Vlad Tepes convertido en el vampiro romántico por excelencia iba a influir en el devenir de la tierra donde la historia y la literatura se dieron la mano para crear el mito de Dracula.

Cuando el nombre de Transilvania se pronuncia creo que nadie puede evitar evocar la figura del vampiro sediento de sangre en un entorno tétrico y particularmente adecuado para el misterio y el miedo.

Sin embargo Transilvania es mucho más; esta región de Rumania posee un gran atractivo natural así como una arquitectura medieval excelentemente conservada. Además la región posee excelentes centros turísticos de invierno, y una gran numero de centros culturales y museos.

Para este recorrido por Transilvania tomaremos como punto de partida su capital Cluj-Napoca, bien comunicada gracias a su aeropuerto internacional y un gran ejemplo de biculturalidad Rumano-Húngara. Esta ciudad no solo puede ser nuestro punto de partida sino que gracias a su excelente arquitectura y la historia que rebosan sus calles serán una excelente tarjeta de visita para lo que nos espera.

Entre las visitas más recomendables en la capital de Transilvania destacaríamos el museo de arte instalado en el palacio Bánffy construido en el siglo XVIII y de estilo Barroco o la iglesia de San Miguel, la más iglesia católica más grande del país. Destaca también el famoso jardín botánico de la ciudad.

En este recorrido no lineal que les proponemos una parada esencial es la ciudad de Brasov, situada a los pies del monte Postavaru, es una hermosa ciudad medieval en la que el viajero disfrutará de sus edificios y monumentos.

En los alrededores de Brasov se encuentran varios de los castillos más majestuosos de esta región rumana, entre ellos el conocido como castillo de Bran. Este castillo se supone que fue la residencia de Vlad Tepes el personaje histórico en el que se basa la figura literaria de Dracula, a pesar de ser un lugar muy saturado por el turismo merece la pena sin lugar a dudas.

Cerca de la encantadora ciudad de Sibiu con sus particulares casas de color pastel y que posee un hermoso museo de arte (Bruckenthal) con una gran colección de retratos renacentistas, se encuentra el castillo de Hunyadi, construido en el siglo XV al estilo de los castillos del Loira es una hermosa muestra arquitectónica de hermosas torres en un paraje privilegiado.

No podríamos abandonar Transilvania sin visitar la que está considerada como la mejor conservada ciudad medieval de Europa, Sighisoara, además de reivindicar una vivienda habitada por Dracula (siempre Dracula en Transilvania) esta ciudad es un prodigio de callejuelas, recovecos, plazas recónditas y un sabor medieval que lo invade todo.

Transilvania está orgullosa de su cultura y tradiciones, las familias mantienen los escudos familiares en las puertas de las casas y el traje regional aparece en cualquier festividad o celebración. Transilvania un viaje a la Europa romántica y misteriosa.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , , , .