Danubio Express; todo el sabor del tren

En la memoria inconsciente del viajero se relacionan casi siempre los viajes largos en tren con aquellos viajes (casi aventuras) de nombre evocador hoy, como el Orient Express, viajes envueltos en un halo de misterio y romanticismo al que en buena medida han contribuido la literatura y el cine.

No les propondremos hoy el Orient Express, muy conocido y sin duda una gran elección pero la nuestra, la elección para una escapada realmente inolvidable será el Danube Express, tal vez menos conocido pero igual de interesante, si no más.

El Tren

El Danube Express es una concepción de viaje de lujo en tren relativamente nueva ya que el primer servicio se puso en marcha en el año 2008, pero digo relativamente ya que diferentes aspectos harán del viaje una sensación de parada en el tiempo en los años cincuenta del siglo pasado que difícilmente podremos olvidar.

El tren dispone de doce vagones lujosamente decorados y construidos al estilo de los grandes vagones de tren de lujo de los años cincuenta del siglo pasado; no falta detalle, incluso las vajillas son fieles a los diseños de la época. Con una capacidad para ochenta y cinco personas, el tren dispone de habitaciones dobles  de lujo y todos los servicios inherentes a este tipo de viajes de lujo; comedor, zona de lectura, cafetería, todo ello atendido de manera exquisita por un buen número de profesionales (uno por cada cinco viajeros) que hace la estancia más placida si ello fuera posible.

A pesar de disponer de una moderna locomotora eléctrica la velocidad del tren se halla limitada como máximo a 140 kilómetros por hora buscando acomodar el ritmo de avance a la sensación plena del hecho de viajar siendo consciente de los paisajes, a disfrutar del viaje en sí mismo.

Las posibilidades de diferentes rutas son variadas pero para este artículo escogeremos una en formato escapada de tres días, un viaje por el corazón y la historia de Europa.

El viaje

De Budapest a Estambul en tres días (dos noches) se convierte en un viaje ideal para descubrir una forma diferente de hacer turismo.

Este programa llamado Viajero del Bósforo parte de la espectacular ciudad de Budapest con toda su oferta histórica e infraestructura turística y unas comunicaciones internacionales excelentes y recorre los inigualables paisajes de los Balcanes con paradas en Novi Sad (Serbia) y la hermosa capital de Bulgaria, Sofía, para llegar a su destino; Estambul.

En régimen de pensión completa este hermoso viaje por marcos absolutamente incomparables recorriendo las líneas férreas que han visto crecer la historia de Europa, viene a tener un coste aproximado de 1.200 euros más los vuelos o desplazamientos aparte si el viajero quiere organizarse el viaje aunque existen posibilidades para adquirir paquetes combinados. Tal vez no sea una escapada económica, pero sin duda resultará un viaje absolutamente inolvidable.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , .