Sudafrica; mucho más que futbol

Si usted es de esos afortunados que va a seguir en vivo el mundial de futbol y pretende disfrutar más allá de ese gran encuentro deportivo o si ha descubierto Sudáfrica  gracias a la cantidad ingente de información que ha generado el evento y se plantea la posibilidad de viajar antes o después a este gran país, hay atractivos que no debiera de dejar pasar. Hoy les ofrecemos uno de ellos, uno de los más espectaculares sin duda alguna.

Parque Nacional Kruger

Situado a un día escaso de viaje de Johannesburgo en automóvil aunque posee buenas conexiones aéreas con el aeropuerto de Nelspruit (a poco más de 60 kilómetros del parque) o el de Skukuza, el Parque Kruger es el más grande del país y uno de los más extensos del continente.

Con cerca de 20.000 kilómetros cuadrados de extensión el hecho de crear frontera tanto con Zimbabwe como Mozambique ha contribuido a la creación del llamado Parque Transfronterizo del Gran Limpompo vinculándose al Parque Nacional Gonarezhou en Zimbabwe y al Parque Nacional Limpompo en lo que ha venido llamarse Parque de la Paz.

Asentado en una con evidencia de vida prehistórica (más de millón y medio de años), entre finales del siglo XIX y principios del XX el Parque era un inmenso coto de caza poblado de cazadores furtivos, y prófugos de la ley que, debido a la caza descontrolada despoblaron prácticamente de vida salvaje el lugar.

Gracias a los continuados impulsos de contención de la caza descontrolada y a una política decidida de preservación en 1926 se inaugura el primer parque natural como tal de África.

El Parque

Todos los calificativos se quedan cortos a la hora de intentar explicar la extensión del catalogo de fauna y vida natural que Kruger posee; casi todo aquello que el imaginario del turista occidental asocia al continente africano esta allí; elefantes, rinocerontes blancos y negros, búfalos, leones, leopardos, jirafas, cebras, impalas, cocodrilos…

Pero no solo es la vida animal lo destacable de este espacio, en el Kruger se distinguen hasta seis ecosistemas  con cerca de 2000 especies diferenciadas de plantas y alberga entre otras maravillas naturales unos cañones reconocidos por la UNESCO como reserva de la biosfera.

La grandeza del entorno, las posibilidades que brinda y la propia concepción del parque lo convierten de manera evidente en uno de los destinos naturales más importantes de África.

La visita

Una de los grandes atractivos para el turista es que la infraestructura para las visitas al parque es francamente buena y permite tanto las visitas guiadas como la posibilidad, atendiendo lógicamente a las recomendaciones de seguridad, de visitar el parque individualmente en un vehículo alquilado en la cercana Skukuza. Kruger cuenta con 2.000 kilómetros de caminos y una red de campamentos interiores donde se puede repostar, comer, dormir y preparar la ruta del día siguiente.

La oferta de alojamiento y el modelo de viajes es muy amplia pudiendo escoger desde los alojamientos lujosos del interior y cercanías del parque donde no faltará detalle alguno hasta establecer la base de operaciones en Skukuza y pagando un pequeño precio de entrada aventurarse por los caminos del parque y su red de campamentos en un autentico viaje de aventura.

Si elige este destino para sus vacaciones la principal recomendación que se le puede ofrecer es esta; prepare su cámara y dispóngase, probablemente, a una de las experiencias más gratificantes de su vida.

Viajando por África, Eventos las palabras clave son , , .