Embrujo turco

Recorrer oriente es toda una experiencia que diferencia culturas en poca separación entre una ciudad y otra.

Sin ir más lejos, Turquía es una de las que está más próximas a nuestro país y, aunque está muy occidentada, hay signos evidentes de mezquitas y otros monumentos nunca vistos antes. En Ankara, su capital, encontramos el templo de Augusto, que fue construido por Pylamenes en el año 10 d.C. y reconstruido por los romanos dos siglos más tarde. La inscripción en griego y en latín está considerada el testamento político de Augusto. En el siglo V se convirtió en iglesia.

turquia.jpg

Entre las mezquitas más importantes, la de Haci Bayram. Fue el templo selyúcida de Ulus, construido en el siglo XV y restaurado en el siglo XV. Las cerámicas de Kütahya que decoran el interior son del siglo XVIII. Destacamos también la mezquita Aslanhane, construida en el siglo XIII junto a la Ciudadela, es una de las mayores de Ankara. Su mihrab está decorado con mosaicos selyúcidas. Muy cerca está la tumba de Ahí Serafettin.

Otros lugares para visitar son la Ciudadela. Es el llamado ‘Hisar’ de Ankara y está ubicado en el casco antiguo de la ciudad. Los cimientos fueron construidos por los godos y después completadas por los bizantinos, los romanos y los selyuquíes. Restaurantes y galerías de artes ocupan hoy las antiguas casas.

Por otra parte, la columna de Juliano siempre está rodeada de visitantes. Construida en el año 362 d.C., está situada en Ulus y es probable que se construyera para la vistita de Juliano el Apóstata. Tiene quince metros de altura y está decorada con hojas de acanto. No puedes perderte el monumento al Futuro, situado en el Parque Güven, desde 1935, recoge las palabras de Atatürk a su pueblo: ‘Permanece orgullos, sé trabajador y cree en ti mismo’.

Si te quieres ir de museos aquí hay muchísimos. Recomendamos el Museo de las Civilizaciones Anatólicas, en el que encontrar gran parte de los restos romanos encontrados en la ciudad (parte de un teatro, estatuas y bustos) que permite comprender el desarrollo de la ciudad antigua durante la época romana. También recoge restos paleolíticos, neolíticos, hatti, hitita, frigia, urartu, etc.

Por otra parte, está el Museo del Anitkabir. Está dedicado al fundador de la República Turca y recoge efectos personales y documentos, así como una estatua de cera y numerosas fotografías. Está situado en el Antitkabir.

A la hora de hablar de gastronomía, la cocina turca es famosa por su rica variedad de platos y su magnífica conjunción de especias y hierbas, y ofrece sabrosos platos a los visitantes. Ha estado influida por las diversas culturas que pasaron por Anatolia, lo que a su vez ha influido en la cocina de muchos países de Europa, Asia y África. Entre los platos típicos Sopas Bulama çorbasi: sopa de yogurt y ayran; yogurlty dövme çorbasi: sopa de trigo con huevos y yogurt o el Oz çorbasi: caldo de carne con trigo y yogurt.

Viajando por Europa. Viajes a Embrujo turco.