Amsterdam, canales y bicicletas

Una de las ciudades más abiertas y recogidas de la UE es Amsterdam. Sus canales, el transporte en bicicleta y los barrios más conocidos la hacen un lugar especial. Tradicionalmente, Amsterdam era una ciudad comercial. Es por ello que, desde sus inicios históricos, ha estado muy bien comunicada por tierra, mar y aire.

Para visitar hay un sinfín de lugares estratégicos, en los que el turista descubrirá su historia y podrá compartir las vivencias de sus ciudadanos. Algunos monumentos que uno no puede perderse es el Palacio Real y el Nieuwe Kerk (la Nueva Iglesia). Al este el Monumento Nacional, construido para recordar a las víctimas de segunda Guerra Mundial.

amsterdam.jpg

Si preferimos las compras, podemos pasear a lo largo de la calle principal donde se encuentran las tiendas más importantes de la ciudad, Kalverstraat. A mitad de camino, está el Begijnhof, un tribunal antiguo tradicionalmente es habitado por mujeres solteras que se dedican a la vida contemplativa, con un fondo religioso, pero no son monjas.

Si seguimos, nos topamos con los canales. Éstos pueden ser algo difíciles para orientarnos al principio, pero las torres de la iglesia nos sirven como faros. Es vital dar un paseo por estos canales y atravesarlos.

A distancia uno puede ver la corona azul de la torre del Westerkerk. Esta iglesia es localizada cerca del Monumento Homo, ambos monumentos para ser visitados. Andando un poco más lejos sobre el Prinsengracht, se recorren muchas calles transversales, en las que se sitúan  tiendas de moda, restaurante de última generación y muchas terrazas acogedoras.

Los árboles, charcas y flores también están presentes en Amsterdam, en la que se dan cita varios parques y jardines, puntos de encuentro de trabajadores y turistas a la vez. Para hacernos a la idea hay más de treinta parques en Amsterdam, incluyendo el Vondelpark, que atrae a aproximadamente nueve millones de personas cada año.

Para visitar, el Hortus Botanicus es uno de los jardines botánicos más viejos en el mundo. El Hortus era al principio un jardín medicinal de hierbas, y en 1877 se hizo la parte de la Universidad de Amsterdam. Hoy, encontramos más de 6.000 plantas que comprenden 4.000 especie que prospera en el jardín e invernaderos.

No podemos marcharnos de esta ciudad sin asistir al distrito rojo, que es uno de los más conocido y sorprendentes que existen en todo el mundo. Es famoso por su historia y su vida agitada vida nocturna. Es aquí donde la prostitución está tolerada y es, hasta todo un arte, ya que podemos ver a las señoritas que ofrecen sus servicios en curiosos prostíbulos, grandes escaparates con vidrieras, donde la exhibición es importante.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , , .