Noruega, pasión por los fiordos

Visitar los fiordos, tocar la nieve, comer ballena… sí éstas y otras cosas se pueden hacer en Noruega, uno de los países más avanzados y modernos de la UE.

Los fiordos noruegos son un bálsamo para el alma. El aire noruego es limpio y puro. Respirar resulta más fácil y la mente se siente libre para evadirse. Estar en contacto con esta naturaleza será, sin duda, una experiencia difícil de olvidar. LLegar a este país es regalarte unas vacaciones completamente diferentes. Esquí, aire puro, montañas, sol, deporte veraniego…

noruega.jpg

Vacaciones en cabañas

La Asociación Noruega de Turismo, DNT, dispone de aproximadamente 450 cabañas en bosques y montañas. La oferta ha sido ampliada y ahora incluye una serie de faros a lo largo de la costa noruega. Las cabañas y faros varían desde pequeños cuartos con un par de camas hasta grandes cabañas de montaña, atendidas por personal y con más de 200 camas. Esta forma de ir de vacaciones es económica.

Se realizan rutas con guías para adentrarse en los bosques más profundos. Le mostrarán un camino seguro entre las cabañas, llevándole hacia los miradores más bellos. Asimismo, hacen posible canalizar los desplazamientos para que la flora y fauna continúen imperturbables, fuera de los senderos de los excursionistas. DNT tiene más de 20.000 kilómetros de rutas marcadas en todo el país.

Viaje en barco

El Hurtigruten ha recorrido la extensa costa noruega desde 1893. Actualmente, hay once buques en total que transportan alrededor de 550.000 pasajeros  al año. El viaje completo dura once días, desde que parte de la ciudad de Bergen (costa oeste) y hasta que llega a Kirkenes en el lejano norte. Al lo largo del recorrido, los barcos hacen 34 paradas. Los viajeros también pueden optar por recorridos más cortos en Hurtigruten.

Los fiordos son los protagonistas de este país, y los preferidos por los visitantes. La estrecha y serpenteante carretera que nos lleva al fiordo de Sognefjord y sus vistas panorámicas es una buena opción, igual que el antiguo puente de piedra al norte de Vadheim. Es interesante visitar el lago Jølster, la casa del pintor Nicolai Astrup, Våtedal, rodeada de montañas y lugars más recónditos.

El cabo Norte; Oslo, la capital; Helgeland y las Islas Lofoten; Flåm y el Fiordo Sognefjorden son otras de las maravillas que nos ofrece este país.

No te olvides de probar las exquisiteces culinarias, como el típico salmón, que puedes llevarte a casa ahumado o la carne de ballena, rica en proteínas, que también ahumada está muy buena.

Viajando por Europa. Viajes a Noruega, pasión por los fiordos.