Girona, ciudad medieval

Girona es una de las ciudad más bellas de España, gracias a su barrio judío o call, uno de los mejores conservados de toda Europa.

Caminar por sus pequeñas calles nos hace conocer la historia de esta cultura y una magia y misterio rodea la ciudad y a quienes la visitan.

Recomendamos asistir al Museo de Historia Judía, en el que se cuenta el flolklore y vida de los judíos que aterrizaron en Catalunya y su conexión con la ciudad. Muy cerca hay una tienda judía, en la que encontrar de todo, desde libros a símbolos, arte y hasta algo de esencias y comida.

girona.jpg

Girona también es famosa por su catedral, ubicada en el mismo barrio viejo, es todo un orgullos de sus habitantes. Las murallas, desde las que se divisa inmejorables vistas de toda la ciudad y de sus alrededores, son otro de los recorridos que puedes hacer mientras visitas también el barrio viejo.

Pero toda la ciudad en si es un remanso de paz y tiene su encanto. Al otro lado del río, el centro y el barrio más moderno no deja de tener detalles históricos. Plazas y calles en las que los gerundenses se concentran para charlar y tomar alguna copa en bares diversos.

Ocio

La cultura y el ocio también va muy ligada a la ciudad. Tiene una vida intensa, con acontecimientos de fuerte particularidad cada mes del año. Además, la ciudad es, hoy en día, un foco de producción cultural con una reconocida programación estable de teatro y música.

Una de las festividades más importantes es la de San Narcís, es la gran semana de Girona. Durante estas fechas se organiza la Feria Comercial y en el Parc de la Devesa se instalan las atracciones. El día 1 de noviembre el barrio viejo es un gran mercado al aire libre.

De compras

Merece la pena pasear por la ciudad y mirar escaparates u ojear los puestos de los mercados del martes o del sábado, o los tenderetes en la calle que se instalan a lo largo del año. La oferta comercial es un atractivo más para los visitantes. El centro histórico se ha convertido en zona para peatones, lo que permite combinar un paseo con una oferta de tiendas muy variada. En el Eixample han proliferado las tiendas, como también en los nuevos barrios de Palau y Montilivi o el sector del Güell.

En estos lugares puede llevarse o degustar algunos productos típicos de la zona, como el xuixo, la butifarra dulce, la alfarería negra, los bombones de chocolate inspirados en leyendas de la ciudad, la artesanía en hierro, los objetos y obras producidos por artesanos y artistas de la ciudad, y otros.

Y si lo que quiere es hacer deporte, tanto la ciudad como las comarcas de su entorno le ponen a disposición todos los medios para practicar lo que quiera.

Imagen: SXC

Viajando por España, Europa las palabras clave son , , .