Roma en Vespa

¿Hay algo más típico de Roma que los enjambres de vespas circulando por sus calles? Para los que buscan una perspectiva diferente de la Ciudad Eterna, una actividad genuina y romántica, nada mejor que descubrir Roma en Vespa. Una opción llena asequible para todos los presupuestos viajeros que nos ofrece una aventura romana llena de emociones.

No solo es una opción atractiva para los nostálgicos y los mitómanos (cómo escribir este post sin mencionar la película “Vacaciones en Roma” y el paseo en vespa de Gregory Peck y Audrey Hepburn a los pies del Coliseo?), sino también para los que no cuentan con esas viejas referencias, los jóvenes viajeros, siempre en busca de nuevas sensaciones.

Varias empresas turísticas de la capital italiana ofrecen paseos de diferentes precios, recorridos y duraciones, siempre en grupo y bajo la dirección de un guía. El “tour clásico”, de unas 4 horas de duración, pasa por el Coliseo, el Arco de Costantino, las Termas de Caracalla, la Bocca della Verità (con parada incluida para cumplir con el ritual de meter lamano en la boca de piedra), Plaza Navona, la Plaza de San Pedro en el Vaticano y las calles del Trastevere.

También está disponible, cómo no, la posibilidad de realizar exactamente el paseo en moto de la famosa película, así como la de personalizar tu propio recorrido por las calles de Roma e incluso ir más allá, visitando la zona de los Castelli Romani, Ostia o Tivoli, por ejemplo.

Queda aún otra opción: alquilar una vespa, aunque no sea de época,  y visitar la ciudad a tu aire, sin guía. Esto puede salir por unos 60 euros al día, un precio más que razonable. Lo único que hace falta es valor para salir vivo de la jungla del tráfico romano.

Viajando por Europa las palabras clave son , , .