Scheveningen, la gran playa de La Haya

Scheveningen es la playa y el centro de vacaciones de verano más conocido de Holanda. Desde luego, su aspecto es muy diferente al de las playas mediterráneas y las aguas bastante más frías pero no cabe duda que es un lugar donde todos los elementos se conjugan para que los turistas disfruten.

Y es que además de playa y de su fama de capital holandesa del surf, Scheveningen cuenta con  una gran oferta de ocio: cines y teatros, un famoso casino, museos y galerías de arte, bares  y restaurantes y una zona comercial gigantesca. Allí se celebran además numerosos eventos deportivos y culturales. Su cercanía a la ciudad de La Haya, de la que en realidad forma parte, hace además que su acceso sea fácil.

El lugar al que todo el mundo se dirige en su primera visita a este lugar es el elegante muelle de Scheveningen, el cual dispone de un mirador que ofrece unas fabulosas vistas del mar, la playa, el paseo marítimo y el magnífico hotel Kurhaus, un aristocrático balneario con todo el sabor de la Belle Époque. Por la noche el muelle se ilumina ofreciendo una imagen cautivadora a los que pasean junto al mar.

También vale la pena pasar un día en el Sea Life de Scheveningen, un magnífico acuario y parque acuático. No lejos de allí, al otro lado de las dunas, se esconde uno de los jardines de esculturas más asombrosos del mundo: Sculptures by the Sea.

Como hemos dicho, Scheveningen es algo así como la playa urbana de la ciudad de La Haya, por lo que acceder a ella es relativamente fácil: desde la Estación Central a bordo del tranvía 9, muy barato, que nos deja en las arenas doradas de la playa en algo más de 15 minutos.

Viajando por Europa las palabras clave son , , .