Etna, el gigante de Sicilia

El Monte Etna, con su cumbre eternamente nevada y su cráter amenazante, es uno de los volcanes más famosos del mundo. El gigante de Sicilia es además el volcán activo más alto de Europa y ha dado más de un susto a los habitantes de la isla en las últimas décadas.

De hecho, cuando recorremos las carreteras de la región de Mesina, en la zona nororiental de Sicilia, el paisaje que vemos ha sido modelado una y mil veces por las sucesivas erupciones del Etna, muchas de ellas tranquilas y lentas, pero algunas otras súbitas y devastadoras. Este paisaje, el del Parque Natural del Etna, atrae a muchos turistas durante todo el año.

volcanes-mas-importantes-monte-etna-en-sicilia-italia

Prácticamente el Etna está en permanente erupción y su cumbre, humeante. A pesar de ello, miles de personas viven en sus alrededores e incluso en sus faldas. Y es que la tierra volcánica es muy fértil y las laderas están tomadas por grandes extensiones de viñas y huertos.

Los visitantes disponen de una interesante red de caminos que recorren las inmediaciones del volcán. Dentro del parque se puede visitar la Garganta de la Alcantara, una garganta que las aguas heladas del río han formado a lo largo de los milenios. Otro lugar interesante es la llamada Gruta del Gelo, o cueva del hielo, una cueva  de origen volcánico en cuyo interior hay un glaciar perenne.

Etna_aerea2

Las últimas erupciones importantes del Etna son relativamente recientes. El volcán entró en erupción en la noche del 4 de enero de 2013 lanzando al cielo una espesa lluvia de cenizas que obligó a cerrar durante varios días  el aeropuerto de Catania. Pero a pesar de esto, no tengas miedo de visitar este prodigio de la naturaleza, el mayor volcán europeo.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , .