Tiburones en Australia

Si hay un lugar del mundo donde hay más posibilidades de sufrir el ataque de un tiburón mientras te bañas en la playa, ese es sin duda Australia. No, no se trata de alarmar a nadie, al contrario: son muchos los que encuentran esta peculiaridad un motivo más (llamémoslo exótico) para viajar a las antípodas.

No todos los animalitos australianos son tan monos e inofensivos como los koalas. Sus costas son frecuentadas por un número cada vez mayor de tiburones blancos que protagonizan cada año más ataques. Resulta curioso que el Ministerio de Medio Ambiente australiano calculara en 1990 que quedaban menos de 10.000 ejemplares de tiburón blanco, incorporándolo en la lista de especies protegidas.

tiburones (1)

El gran tiburón blanco sigue fascinando y aterrorizando a la gente es un animal  que llega a medir hasta 5,5 metros y que adquirió su terrible fama de asesino por culpa de la película Tiburón de Steven Spielberg. Pero hay que ser justos: por lo general el tiburón rehuye la presencia humana.

Los clubes de surfistas y las autoridades turísticas reclaman desde hace años que se sacrifiquen todos escualos que midan más de tres metros. Por otra parte, expertos cuestionan que existan pruebas científicas de que matar tiburones reducirá el riesgo de ataques a bañistas.

tiburones

Así que la polémica que se vive en el otro extremo del mundo a cuenta del tiburón, asesino o no, sigue más viva que nunca. Los turistas lo tienen claro: no quieren matanzas de tiburones, pero al mismo tiempo desean bañarse tranquilamente en las aguas de Bondi Beach en Sydney  sin sustos ni sobresaltos.

Viajando por Oceanía las palabras clave son , .