El Puente del Bósforo en Estambul

Muchas veces nos hemos referido a la ciudad de Estambul, un destino único en el mundo, punto de encuentro de dos mundos: Oriente y Occidente, Europa y Asia. Una estrecha franja de mar los separa, el Bósforo, pero un puente los conecta (y desde hace unos meses también un túnel submarino, el Marmaray). Es el emblemático Puente del Bósforo, una de las postales más famosas de Turquía.

Se le conoce también como “el primer puente de Bósforo” pues más tarde, en 1988, se construyó otro, (Puente de Fatih Sultan Mehmet, también llamado el Segundo Puente Bósforo) el y en su momento fue el puente colgante más largo del mundo construido fuera de los Estados Unidos. Fue inaugurado en 1973, facilitando el tráfico de una a otra orilla del estrecho y aliviando el trabajo incansable del ferry.

bosforo

Cuando viajes a Estambul y observes este puente, debes tener en cuenta de que su puesta en marcha significó un hito histórico: el nexo terrestre de los dos continentes. El antiguo historiador griego Herodoto escribió hace más de 2.500 años sobre el ambicioso proyecto de los emperadores persas de crear un puente sobre el estrecho para poder enviar sus ejércitos y dominar a los insumisos y descarados griegos.

El Puente del Bósforo tiene una longitud de 1.074 metros y posee seis carriles, tres de cada lado. Sin embargo, es más corto que el segundo puente, que mide unos 20 metros más y  se encuentra casi a cinco kilómetros hacia el norte.

1001_testp_puente_colgante_sobre_el_bosforo_julio_2008-640x640x80-1

Hay que decir que el puente Fatih Sultan Mehmet está destinado únicamente para vehículos pesados (los peatones y ciclistas no pueden transitar por él), pero cumple una función importantísima en la capital turca,  enlazando con la autopista que conecta Edirne, en el lado europeo, con la capital asiática de Turquía: Ankara.

Viajando por Asia, Europa las palabras clave son , , .