The Canadian: el tren que recorre Canadá de costa a costa

The Canadian es la manera más relajante y agradable para cruzar ese inmenso país llamado Canadá. Sus vagones conservan la atmósfera encantadora de hace 60 años, antes de que el avión desbancara al ferrocarril como medio de transporte más importante del mundo.

Este tren nos propone la fascinante aventura de cubrir la distancia de casi 4.500 km entre las ciudades de Toronto y Vancouver, atravesando bosques, montañas y lagos. Cinco días y cuatro noches llenos de sensaciones. El trayecto se inicia en la estación de Toronto Union, construida en 1920, un edificio espectacular y elegante a la sombra de la Torre CN, que era la estructura más alta del mundo cuando fue inaugurada en 1976.

whatshot_Decouvrez_sans_texte_2

Al abandonar el área metropolitana de Toronto, el tren se interna en bosques boreales interminables para adentrarse después en la región conocida como The Shield, que cubre más de la mitad del país.

Los bosques de Ontario dan paso a las granjas de Manitoba, el centro geográfico de Canadá,y desde allí pone rumbo a Winnipeg, un buen lugar para detenerse y respirar la atmósfera del auténtico Canadá, en la confluencia de los ríos Red y Assiniboine. Desde allí, el país se vuelve más montañoso y la vía se introduce en la provincia de Alberta, cubierta por una espesa alfombra de abetos y pinos.

canada-train-map-n_2416310b
El final del viaje nos espera en la antigua terminal CNR de Vancouver, inaugurada en 1919. La puerta de entrada a la ciudad construida sobre las aguas del Pacífico y con las montañas de North Shore como telón de fondo, un destino espectacular.

The Canadian funciona durante todo el año con tres salidas semanales. Tanto en invierno como en verano, la experiencia es fantástica. Los precios, en cambio, no tanto: la cabina doble cuesta hasta 2.000 € por persona. Eso sí, con pensión completa.

Viajando por América las palabras clave son , , .